martes, 29 de agosto de 2017

Línea Roca: Por la obra del tren en estación Pereyra la Justicia convoca a un ministro

Actualidad

En los primeros días del mes pasado, a partir de un pedido de amparo vecinal, la Justicia Federal de Quilmes emplazó a las autoridades ferroviarias a terminar las obras de adecuación de la estación Hudson y las exhortó a reiniciar las pendientes en la estación Pereyra. Esas intervenciones, en el marco de la electrificación del ramal que une nuestra ciudad con la capital federal, tuvieron destinos diferentes: mientras en Hudson se registraron avances, en Pereyra nada ocurrió.

Ahora, con la mira puesta en destrabar la situación, el juez Luis Armella acaba de convocar a audiencia a los vecinos que radicaron el pedido de cautelar, las autoridades ferroviarias e incluso al ministro de Trabajo de la Provincia, para que se refiera al conflicto entre facciones de la UOCRA que mantiene neutralizado el obrador de la parada ferroviaria.


El llamado del titular de la cartera laboral, Marcelo Villegas, al encuentro que tendrá lugar en sede judicial el martes 5 de septiembre a las 10, es visto con buenos ojos por los nucleamientos vecinales, que consideran que hasta ahora las autoridades “no mostraron demasiada voluntad de resolver la situación”.

Rechazo a un amparo 

En su fallo del mes pasado, el magistrado rechazó el dictado del amparo solicitado por los vecinos autoconvocados, pero al mismo tiempo ordenó al Ministerio de Transporte de la Nación que pusiera manos a la obra con celeridad.

En ese aspecto, le otorgó al Estado Nacional tres meses para dejar operativa la estación Guillermo Hudson, incluyendo pasos a nivel, medidas de seguridad, señalización y cerramientos.

También se refirió a la situación de Pereyra, parada situada entre Villa Elisa y Hudson, a las puertas del principal espacio verde de la Región. Armella dictó un “mandato exhortativo” para que se adoptaran “todas las medidas necesarias para garantizar el reinicio y cumplimiento de las obras licitadas”.

Como complemento, otorgó a la cartera de Transporte cinco meses para librar al servicio de pasajeros la parada ferroviaria, una vez reiniciadas las obras.

Sin embargo, pasaron casi dos meses de conocido el exhorto y las cosas siguen tal como el último sábado de marzo pasado, cuando los operarios que se encontraban en el obrador, nucleados en la UOCRA de Berazategui, fueron sorprendidos por la llegada de un grupo de colegas platenses que según los testigos coparon la parada al mejor estilo “far west”, detonaciones incluidas, y paralizaron toda actividad.

Desde entonces esa base es disputada por las secciónales Quilmes-Berazategui y La Plata de la central obrera.

Los autoconvocados, en sintonía con la comunidad educativa de la casi centenaria escuela María Teresa, que funciona a metros de la estación, creen que cada día que pasa la situación empeora.

“A los problemas con la UOCRA se suma la ocupación ilegal del 70 por ciento de las tierras de la estación, y el crecimiento de una ‘ciudad oculta’, con venta de parcelas fiscales, agregan.DiarioElDía.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.