2 de mayo de 2022

Subte: Importante medida de la Línea "C" contra el asbesto

Actualidad

Los y las trabajadores de Tráfico Línea C y los talleres San José y Constitución acaban de dar un nuevo paso en defensa de la salud contra el asbesto. Ante el intento de la empresa Emova, junto al gobierno y a la policía del trabajo, de volver a poner en funcionamiento las formaciones Nagoya 5000 -que aún contienen asbesto- las asambleas de esos sectores decidieron rotundamente no conducir ni hacer mantenimiento a ninguna de ellas.

Hace 4 años estos mismos trabajadores ya habían fijado la posición de no intervenir en el mantenimiento y en el manejo de estas flotas contaminadas de asbesto. Como resultado, en ese momento se sacaron de circulación, utilizándose solamente formaciones normalizadas según la legislación tecnológica actual.

Ahora, la empresa realizó una desabestización parcial y, peor aún, aplicó un tratamiento que disemina el asbesto, esparciendo el mismo en toda la formación (salón y cabina) y en el túnel del subte y poniendo en riesgo las vidas de usuarios y trabajadores. Los coches Nagoya que antiguamente circulaban en Japón fueron adquiridos usados y, además de contaminantes, son trenes obsoletos de la década del 60 y 80 cuya vida útil caducó hace tiempo.

Las asambleas fueron contundentes: “NO estamos dispuestos a volver a trabajar con formaciones contaminadas, que nos han enfermado en todo el subte”, plantea un comunicado de los trabajadores de la Línea C.

La eliminación de este material cancerígeno de todo el subterráneo requiere de una respuesta enérgica, decidida y conjunta de todos los sectores del subte. Mientras tanto los trabajadores de la línea C dieron un paso importante en la pelea contra el asbesto, que ya se cobró 57 compañeros infectados y 3 fallecidos, y contra la política antiobrera de la empresa.PrensaObrera.com