jueves, 3 de noviembre de 2016

CAF podría quedar fuera de un megacontrato en Francia valorado en más de 3.700 millones de euros

Empresas

Según informan hoy los medios franceses, la compañía pública de trenes francesa, SNCF, ya ha comunicado a CAF que una auditoría ha mostrado que no tendría la suficiente capacidad técnica para construir hasta 271 trenes, que serán puestos en servicio a partir de 2022. 

La empresa española CAF ha quedado descartada de la liza por el macrocontrato, valorado en más de 3.700 millones de euros, para la construcción de nuevos trenes de cercanías para la región de París, lo que deja como único aspirante al consorcio de la francesa Alstom y la canadiense Bombardier.


Según informan hoy los medios galos, la compañía pública de trenes francesa, SNCF, ya ha comunicado a CAF que una auditoría ha mostrado que no tendría la suficiente capacidad técnica para construir hasta 271 trenes, que serán puestos en servicio a partir de 2022.

Así pues, el llamado "contrato del siglo" irá a manos de la alianza franco-canadiense, siempre y cuando sea aceptada su BAFO (mejor oferta final), que podrá presentar hasta el próximo 7 de noviembre.

Según reveló la publicación especializada "Mobilettre", la auditoría concluyó que la empresa española no tendría la capacidad técnica para producir 70 trenes por año a partir de 2021, algo que fue puesto en duda por el director general de CAF en Francia, Francis Nakache.

"Teníamos la intención de contratar de 500 a 600 personas en Bagnères-de-Bigorre (localidad del sur donde CAF tiene su única fábrica en Francia). CAF nunca ocultó que contribuiría con sus plantas españolas" a la producción, señaló Nakache al diario "Le Figaro".

Recurso La prensa francesa -que no descarta que la compañía española presente un recurso contra su descalificación- recuerda que la oferta de CAF era más barata que la del consorcio Alstom-Bombardier y apunta la oportunidad política de una concesión tan importante, a solo medio año de las elecciones presidenciales.

La planta de Alstom en Valenciennes (norte), en la que trabajan más de 1.000 personas y que supuestamente se encargará de los nuevos trenes regionales, se halla en un momento muy bajo de pedidos y a eso se le añade la polémica por el cierre de otra fábrica de la empresa en Belfort, que solo la intervención del Gobierno en el último momento logró evitar.EntornoInteligente.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.