viernes, 12 de agosto de 2016

Brasil: China quiere reactivar proyecto de tren de alta velocidad

Exterior

Empresas chinas están intentando reactivar el proyecto de tren rápido de US$11.000 millones para conectar las dos ciudades más grandes de Brasil, descartado después de que el país sudamericano cayó en recesión y en la agitación política, dijeron a Reuters tres fuentes familiarizadas con el tema.

El embajador de China en Brasilia dijo el miércoles al presidente interino de Brasil, Michel Temer, que constructores y operadores de trenes chinos quieren participar en el mayor proyecto de infraestructura de Brasil de la historia, aplazado en reiteradas oportunidades debido a dudas sobre su viabilidad y modelos de concesión, dijeron las fuentes.


Temer fue invitado a viajar en el tren de alta velocidad que conecta a Shanghái y Hangzhou el próximo mes durante la cumbre del G-20, cuando discutirá el proyecto en conversaciones bilaterales con el presidente chino, Xi Jinping, dijo un asesor presidencial brasileño.

"Los chinos están trabajando duro para reactivar el proyecto", comentó el asesor, que solicitó el anonimato porque no tenía autorización para hablar públicamente. "Brasil aún no está convencido, pero respalda la idea", agregó.

Un portavoz de la embajada china en Brasilia dijo que no sabía de qué habían hablado Temer y el embajador Li Jinzhang. Li no respondió de inmediato a solicitudes de comentarios enviadas por correo electrónico y la oficina de prensa de Temer declinó formular comentarios.

El proyecto para conectar el centro financiero de São Paulo con Río de Janeiro era visto como un gran paso en la búsqueda de Brasil por entrar al club de países desarrollados cuando fue propuesto por primera vez en 2010, cuando la economía era pujante.

El plan original era tener al tren de alta velocidad listo para los Juegos Olímpicos, que se están realizando ahora en Río.

En 2013, el Gobierno retrasó una licitación para el proyecto por tercera vez por falta de interés, dado que los constructores se quejaron sobre el modelo de concesión.

Cuando la economía empezó a empeorar en 2014 y la entonces presidenta Dilma Rousseff enfrentó una rebelión de sus aliados en el Congreso, el proyecto fue olvidado por ser considerado demasiado caro y difícil de realizar.AmèricaEconómica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.