Mostrando entradas con la etiqueta Ferrocarril Austral Fueguino. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ferrocarril Austral Fueguino. Mostrar todas las entradas

lunes, 11 de enero de 2021

Ferrocarril Austral Fueguino reinició sus servicios del Tren del Fin del Mundo

Trenes Turísticos

Redacción Crónica Ferroviaria

La empresa Ferrocarril Austral Fueguino rehabilitó el servicio de su afamado servicio turístico denominado "Tren del Fin del Mundo, luego de estar 266 días parado debido a la pandemia de COVID-19. 

El domingo 15 de Marzo de 2020, siguiendo las medidas sanitarias establecidas por el Poder Ejecutivo Nacional por el coronavirus, el más austral de los trenes debió dejar de circular. Por primera vez en 26 años y de modo excepcional dejó de prestar el servicio de pasajeros y la firma, junto a sus 53 trabajadores, debieron aguardar 266 días para volver a reactivar la locomotora que da vida al Tren Austral.

En esta coyuntura el INTI, que desde 1995 realiza inspecciones periódicas en el FCAF para garantizar la seguridad de locomotoras, infraestructuras y locaciones, continuó acompañando a la firma de manera remota para avanzar en la puesta a punto de las instalaciones, equipamientos y abordar de manera conjunta el armado de un protocolo de higiene, seguridad y prevención COVID-19 para que el tren volviera a funcionar. Esto último, se realizó siguiendo las indicaciones internacionales para trenes turísticos.

“Desde el inicio de la ASPO, estuvimos en contacto con el equipo de técnicos del ferrocarril. Ante el cese de actividades, avanzamos de manera coordinada en reuniones virtuales y en tareas pendientes” indicó Shaun Mc Mahon, ingeniero mecánico, e integrante del sector de Mecánica del INTI, quien agregó: “Durante los primeros meses del aislamiento, el equipo técnico nos enviaba desde Ushuaia filmaciones sobre las distintas instalaciones y equipamientos y nosotros íbamos realizando sugerencias y devoluciones. Con la reactivación del servicio, comenzamos a realizar las inspecciones de manera presencial”.

Por su parte Claudio De Sousa, gerente general del FCAF detalló: “En mayo comenzamos con un plan de mantenimiento que incluye algunas obras como, por ejemplo, la contención de puentes. Hicimos un trabajo interno de instalación de un sistema de audios para que los pasajeros puedan escuchar la información del recorrido en 7 idiomas (esto impacta directo en el servicio) y avanzamos en el armado de protocolos. Si bien este es un año muy especial, y sabemos que nos quedan un par de años difíciles, esperamos poder cubrir los costos para seguir operando. En este sentido, que los trenes turísticos puedan contar con el apoyo del INTI, con su asistencia técnica, es muy importante. Solo hay tres trenes de estas características en el país: el Tren del Fin del Mundo, el Tren a las Nubes y la Trochita. Nosotros llegamos a recibir a 160 mil pasajeros y somos una de las tres excursiones tradicionales de Tierra del Fuego, junto a la navegación y la visita al Parque Nacional, por eso es importante sostenernos a lo largo del tiempo”.

Si bien en el mes de julio el tren estaba en condiciones de reabrir sus puertas para el turismo local, los casos de COVID-19 se dispararon en la provincia y dada la proximidad con Chile y el continente Antártico decidieron aguardar a mejores condiciones. Finalmente, el domingo 6 de diciembre el tren volvió a encender sus motores, las puertas se abrieron y los 5 kilómetros de vías que forman parte del recorrido turístico estuvieron preparados para recibir a sus pasajeros.

Con la puesta en funcionamiento del tren, el INTI inició las inspecciones de rutina in situ. Algunas ya fueron ejecutadas, como la inspección en vías, infraestructura y locomotora, y se volverán a realizar durante el año. Las inspecciones incluyen además la examinación de las locomotoras a vapor y diésel, de los coches de pasajeros, vagones de carga, material rodante, vías y puentes, talleres ferroviarios, personal de operaciones de los trenes e infraestructura en general garantizando la seguridad de los pasajeros. Asimismo, como el Tren se encuentra dentro de un Parque Nacional en los próximos meses se procederá a la auditoría anual para evaluar la seguridad técnica y ambiental del servicio.

El INTI y la firma Tranex Turismo S.A, actualmente a cargo de la administración del FCAF, trabajan en simultáneo en un Plan de Readecuación de Funcionamiento y Mantenimiento para el año 2021 en adelante, debido a que por el actual contexto sanitario deberán operar con un servicio reducido durante los próximos meses.

martes, 8 de enero de 2013

EL INTI EN EL "TREN DEL FIN DEL MUNDO". TURÍSMO Y TECNOLOGÍA A VAPOR

INFORME ESPECIAL

Redacción CRÓNICA FERROVIARIA

En el rincón más austral de la Argentina, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (I.N.T.I.) vela por la seguridad de quienes se transportan por medio del Ferrocarril Austral Fueguino.

Para ello, verifica el estado de las locomotoras, la infraestructura y las locaciones de este atractivo turístico que visitan anualmente miles de personas.

A fines de noviembre, el INTI realizó parte de la inspección periódica al Ferrocarril Austral Fueguino (FCAF) ubicado en la ciudad de Ushuaia, Tierra del Fuego. Este examen se realiza desde mediados de la década del noventa a pedido de Parques Nacionales, y tiene como fin analizar y controlar el desempeño de las locomotoras a vapor y diesel, material rodante, verificar la infraestructura del ferrocarril, capacitar y evaluar el personal ferroviario.


En esta oportunidad, el INTI se ocupó de examinar las locomotoras a vapor y diesel, los coches de pasajeros y vagones de carga, y otros equipos en desarrollo tales como una maqueta de bogie de nuevo diseño. Un bogie es una estructura rodante sobre la que descansan los vagones y las locomotoras actuales que no utilizan ejes fijos. Estos son necesarios para que un vehículo ferroviario largo pueda tomar las curvas con agilidad y seguridad. También se examinaron las instalaciones del taller ferroviario, las oficinas técnicas, edificios y estructuras en general de vías y puentes. Al mismo tiempo, se controló el estado de los andenes de las estaciones Fin del Mundo, La Macarena, Lombardich y Parque Nacional; y se evalúo la seguridad de la operación de los trenes y del personal correspondiente a cada área.


La verificación estuvo a cargo del especialista en vapor moderno, operación e ingeniería ferroviaria Shaun Mc Mahon perteneciente a los centros de Mecánica y de Energía del INTI, quien señaló: “El trabajo forma parte del control habitual y regular del ferrocarril por parte del Estado y a su vez es un buen ejemplo de intercambio público-privado a nivel profesional industrial, científico y técnico”.

A lo largo de estos años se realizaron asistencia técnica a distintos trabajos dentro del tren y se llevaron a cabo modificaciones mecánicas y termodinámicas. Se reformó una locomotora, se auditaron las empresas fabricantes de vagones y se probó un tratamiento de agua para las calderas con el fin de optimizar y mejorar el rendimiento. A su vez, esta implementación permitió bajar los costos asociados al mantenimiento de las calderas de las locomotoras y aumentar su vida útil.

El tratamiento de agua fue desarrollado por el ingeniero Livio Dante Porta (1922-2003), mientras trabajó como director del Departamento de Termodinámica (hoy centro de Energía del Instituto) en los años setenta. Porta fue uno de los mayores investigadores de la tecnología a vapor moderno en el siglo veinte.

En la actualidad, el INTI promueve el desarrollo del vapor moderno desde los centros de Mecánica y Energía. La reactivación del FCAF hace casi dos décadas y la asistencia histórica del INTI -reconocido como referente mundial en este tipo de tecnología- evidencian que el vapor moderno no solo continúa, sino que prospera en la industria de trenes.

Del traslado de presos al atractivo turístico

Fundado durante los primeros años del siglo veinte, el ferrocarril más austral  fue destinado para trasladar a los presos a la cárcel del Fin del Mundo ubicada en Tierra del Fuego. Por tal motivo el tren también fue conocido como "El tren de los presos". Funcionó hasta 1949, momento en que un fuerte terremoto bloqueó y destruyó gran parte de la línea férrea. A partir de ese acontecimiento, el servicio se hizo inviable hasta que finalmente el tren dejó de circular. 

En octubre de 1994 el ferrocarril se reactiva por iniciativa privada. En este proceso la firma convocó al INTI para solicitar asistencia técnica en materia de equipamiento y de seguridad, en función de que el Tren del Fin del Mundo es un atractivo turístico que anualmente visitan miles de personas. Según recuerda Jorge Schneebeli, director del Centro INTI-Mecánica: “el Instituto comenzó a  auditar y realizar las primeras inspecciones visuales y ensayos no destructivos de determinados componentes”, un trabajo que continua hasta la actualidad para garantizar su correcto funcionamiento.

Desde la reactivación del tren, el INTI y los propietarios del FCAF trabajaron conjuntamente para optimizar el servicio y brindar mayor seguridad.

EN LOS TALLERES DEL FCAF. Verificación de la maqueta del bogie, un nuevo desarrollo de la firma que el INTI está evaluando. Estos son necesarios para que un vehículo ferroviario largo pueda tomar las curvas con agilidad y seguridad.

martes, 26 de octubre de 2010

TREN DEL FIN DEL MUNDO: SCIURANO PARTICIPÓ DEL ACTO POR EL 16 ANIVERSARIO

El Tren del Fin del Mundo cumplió 16 años de historia. Los representantes de la empresa que lleva a cabo este emprendimiento lo festejaron junto a quienes confiaron y se sumaron para que el tren siga ofreciendo su producto como uno de los principales atractivos turísticos de nuestra ciudad. El agasajo se llevó a cabo el viernes pasadas las 18 horas en la estación del tren ubicada en inmediaciones del camping municipal, camino al Parque Nacional de Tierra del Fuego.



Participaron de la emotiva ceremonia directivos de la empresa Tranex Turismo S.A., que lleva adelante este emprendimiento; el intendente, Federico Sciurano y el secretario de Turismo, Daniel Leguizamón. También estuvieron presentes autoridades provinciales y del sector privado relacionado con la actividad turística.

Luego del cóctel los hermanos Enrique y Rubén Díaz, titulares de la firma Tranex, brindaron unas palabras de agradecimiento a las diferentes personas que confiaron en el proyecto y que hicieron posible que, a pesar de los inconvenientes en determinados momentos de crisis económica, “el suelo del tren siga sobre rieles”.

Posteriormente, inauguraron nuevos vagones construidos en el taller del fin del mundo “Ferrocarril Austral Fueguino”. Enrique Díaz destacó que su diseño y construcción marca un precedente en la historia de la Patagonia. (Fuente: Shelknam Sur)