domingo, 25 de febrero de 2018

Tucumán: Un hecho grave que no puede volver a repetirse

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria - Fotos: Ale Nemec

Nuestros lectores estarán cansados de leer en CRÓNICA FERROVIARIA constantemente cómo publicamos hechos graves que se producen semana a semana en el transporte ferroviario de esa provincia, tal como descarrilamientos, sabotajes y robos a las formaciones ferroviarias que ya debería de tomarse muy en serio por las autoridades nacionales, provinciales y municipales.



En el día de ayer a la altura del Km. 818,500 del Ramal C de la Línea Belgrano en proximidades de la ex estación El Cadillal (Provincia de Tucumán) cuando circulaba por el mismo el tren de carga Nro. 5006 de la empresa Trenes Argentinos Cargas el conductor de la locomotora debió detenerla en forma brusca, porque observó que se habían sustraído un tramo de 0,45 cm. de clavos y fijaciones de vías, que de continuar la marcha, hubiese sin ninguna duda descarrilado con el consiguiente desastre que ello originaría.




Según nos informan desde Tucumán, se supo que esta práctica se hace reiterada en la zona donde se "asento" gente de forma irregular como en la vieja estación El Cadillal, que hace que los conductores de los trenes al circular por esa zona (y otras que también son muy peligrosas) tengan que estar muy atentos observando la infraestructura de vía.




Asimismo, parecería ser que mientras el convoy se encontraba detenido esperando la reparación de la vía, fueron abiertos dos containers donde los ladrones robaron bolsas de cementos y porotos.

Una vez solucionado el problema de la vía por parte del personal de Vía y Obra de la UP Tucumán CC, el tren de Carga Nro. 5006 continuó su marcha.


Esto que acabamos de informar, debería de ser tomado muy en cuenta por las autoridades y tratar de solucionarlo lo más pronto posible, ya que si no es por la pericia por los conductores de la locomotora hoy estaríamos hablando de una desgracia.