viernes, 26 de agosto de 2016

Mar del Plata: Un proyecto que no es Metrobus, sino Bicisenda, que dejará sin trenes a Miramar y el Puerto

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria:

Si bien sabemos que en varios municipios de todo el país se desgarran las vestiduras por la vuelta del ferrocarril, interiormente demuestras con sus actitudes que este medio de transporte les molesta, no les importa nada y harán todo lo posible para que desaparezca.

Tal es el caso de un proyecto presentado en la Municipalidad de General Pueyrredón, donde el director coordinador de Espacios Verdes, ingeniero Ricardo Oscar Gabbin, recibió la aprobación del proyecto que había sido elevado a la empresa estatal Trenes Argentinos para la cesión del mencionado terreno. “Consiste en uno de los emprendimientos verdes más grandes que va a tener la ciudad, junto a Parque Camet. Tiene mucha trascendencia porque atraviesa muchos barrios”, afirmó el Ing. Gabbin.

Según informa el diario La Capital de Mar del Plata, en una primera etapa se construirá una bicisenda entre la Ferroautomotora y el Parque de los Deportes. La segunda etapa irá desde el Parque de los Deportes hasta Cerrito y Vertiz.

La Municipalidad de General Pueyrredon trabaja en la concreción de un ambicioso proyecto que dotará a Mar del Plata de su primer Parque Lineal de Usos Múltiples. El mismo consistirá en la construcción de una bicisenda de 3,5 kilómetros entre la Estación Ferroautomotora y el Parque de los Deportes, para luego, en una segunda etapa, llegar hasta Cerrito y Vértiz.

Según el funcionario el proyecto tendrá una extensión aproximada de siete kilómetros. “Permitirá ir desarrollándose en distintas etapas en la medida que tengamos recursos, en la cual estarán involucrados Nación, Provincia y Municipio”.

“En una primera etapa, de 3,5 kilómetros, va a vincular la Estación Ferroautomotora hasta el Parque Municipal de los Deportes, con puntos de contactos importantes como el Complejo Universitario, la Casa del Puente, el CEMA y la futura Ciudad Judicial. En una segunda etapa, la idea es continuar hasta Cerrito y Vertiz, que nos dará conectividad desde el puerto a la Estación Ferroautomotora. Con todo lo que implica, mucha gente podrá transportarse en forma segura, porque será de uso exclusivo”, explicó Gabbin.

“Ahora -continuó el titular de Espacios Verdes- buscaremos recuperar el terreno y nivelarlo, para luego construir la mencionada bicisenda. Posteriormente se agregarán cestos de basura y bebederos. En una última etapa prevemos la instalación de iluminación en este río verde que atravesará la ciudad. Esto facilitará la instalación de cámaras para brindar seguridad, en un espacio que hoy en día está abandonado”.

Gabbin no dudó en afirmar que “se volverá un espacio de utilidad pública, con implicancias culturales, porque tenemos pensado, una vez terminado, convocar a muralistas para restaurar los paredones que dan a este espacio y generar expresiones artísticas”.

“Generaremos un impacto muy grande en la ciudad”, comunicó antes de aseverar que “se pretende repercutir en lo social, económico, cultural y deportivo” y dejar en claro que “tanto este como otros proyectos los venía trabajando con Arroyo antes de las elecciones. Él tiene conocimiento de este y otros proyectos muy buenos para la ciudad. Si los podemos a llevar a cabo, habrá un cambio importante en la ciudad, que tiene un déficit de espacios verdes. Ahora estamos tratando de corregirlo”.

Como se puede observar con estos proyectos, que seguramente tendrán dictamen favorable, las autoridades municipales de los distintas intendencias de todo el país (salvo honrosas excepciones) hablan para la "gilada" que están con la vuelta y recuperación del transporte ferroviario, pero por dentro sus pensamientos van muy en contra del resurgimiento del tren. Hay que pensar que de aprobarse dicho proyecto los trenes a Miramar y al Puerto de Mar del Plata se verían seriamente perjudicados.

Día a día estamos siendo testigos de todas estas malas noticias que nos hacen pensar que la recuperación del modo de transporte ferroviario en el interior del país es sólo utopía.