jueves, 30 de junio de 2016

Ferrobaires: Duro informe de la A.G.N. en el período auditado entre Enero de 2010 a Diciembre de 2013

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Dentro del temario de las sesiones ordinarias del Colegio de Auditores Generales realizada en el día de ayer, se encontraba el Act. Nº 816/13-AGN: Informe elaborado por la Gerencia de Control de Entes Reguladores y Empresas Prestadoras de Servicios Públicos respecto del Proyecto Nº 2 9 1121 - Organismo auditado Secretaría de Transporte – Administración de Infraestructuras Ferroviarias S.E. – Comisión Nacional de Regulación del Transporte - Ferrobaires cuyo objeto es: “Mantenimiento, Seguridad Operativa e Inversiones realizadas por el Estado Nacional – Gestión” – Período auditado: Enero de 2010 a Diciembre de 2013. Presentado por la Comisión de Supervisión de Control de Entes Reguladores y Empresas Prestadoras de Servicios Públicos/Nota Nº 34/16 - Presidente: Dr. Nieva.


Las críticas esbozadas en el informe son múltiples entre los que se destacan denuncian por desvíos de fondos, la existencia de “ñoquis” y todo tipo de problemas en el servicio.

“Hemos detectado numerosos incumplimientos a la normas en cuanto al mantenimiento de las vías, se compran los trenes y no pueden funcionar más que año y medio porque se produce descarrilamiento por el mal estado de las vías”, explicó el Auditor General de la Nación, Alejandro Nieva.

El funcionario añadió además que “esas formaciones se las saca de circulación, se las deja en un depósito y sin utilización y expuestas a abandono”.

En torno a la reposición de durmientes, Nievas explicó que “entre los contratos de material a China, se compraron durmientes de material a ese país, lo cual es inadmisible”.

Los auditores destacan que los planes de mantenimiento tenían falencias y no eran acordes para la prestación de “un servicio eficiente y seguro”. “La mayoría de las unidades poseían kilometrajes que excedían ampliamente lo recomendado, puesto que se acumularon reparaciones generales no realizadas equivalentes a 83.040.000 kms de exceso, lo cual demuestra el mal estado y avanzado deterioro del parque ferroviario que prestaba dichos servicios”, señala el informe.

“No sólo el material rodante estaba deteriorado sino que también la infraestructura de las vías, los señalamientos y las telecomunicaciones, debido en gran parte a la nula inversión en las tareas de mantenimiento”, continúa.

“A causa del defectuoso estado de la infraestructura vial, es que las formaciones TALGO IV adquiridas a España (…) tuvieron que ser retiradas del servicio ya que se los exigía más de lo habitual, dañándose continuamente y llegando en 2 oportunidades a descarrilar. Por esa razón dichas formaciones fueron sacadas de servicio y depositadas en el 'Ex Depósito de Locomotoras Tolosa', donde ésta auditoría encontró serias debilidades en relación a su protección”, indica el informe. Esas formaciones costaron dos millones de euros cada una y funcionario apenas un año.

“La flota de material rodante concesionada a la Provincia se encontraba con un importante deterioro y faltantes, llegando al caso de estar en uso únicamente el 26% de lo transmitido y un 37% desconociéndose su paradero (es decir que Ferrobaires no sabía su ubicación ni destino del material rodante concesionado). En efecto, en servicio activo se encontraba únicamente el 8% del total transmitido”.

Por último, expresan que había “serias deficiencias en los sistemas de seguridad y comodidad para los pasajeros, debido a la falta de mantenimiento y escasa inversión en la infraestructura de los servicios".  Además, señala que Ferrobaires incumplió las obligaciones referidas a las Prácticas Operativas, lo cual generó un sistema de transporte con un bajo nivel de seguridad. Tampoco la CNRT, organismo nacional, controló la gestión provincial.

3 comentarios:

  1. Saquenle la concesión y que lo gestione el estado..

    ResponderEliminar
  2. Mario Ruben SOSA1 de julio de 2016, 9:36

    Mientras no se renueven la vías como se debe, mientras haya funcionarios poco serios para con el negocio ferroviario, mientras no haya un Estado que gestione e invierta en el ferrocarril -seriamente-..., ¿que podemos esperar?. La solución es hacer las cosas seriamente (sin usar al ferrocarril como muletilla de campaña política). Esto requiere de una profunda reflexión, escuchar a los que saben de ferrocarriles, para que haya un cambio de mentalidad (en los políticos por supuesto).

    ResponderEliminar
  3. Nada me extraña en este país, comprar material rodante antes de cambiar las vías, y todavía hay gente que defiende la famosa década ganada, no ven no analizan las cosas a su alrededor o tienen buenos ingresos monetarios provistos por los políticos, punteros y subsidios.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.