viernes, 10 de junio de 2016

China no construirá el tren bala de Los Ángeles a Las Vegas

Exterior

Nueve meses después de anunciar que China ayudaría a construir una línea de trenes de alta velocidad desde Los Ángeles a Las Vegas, la compañía privada estadounidense responsable del plan comunicó el miércoles por la noche que el acuerdo estaba cancelado.

La estadounidense XpressWest afirmó que la decisión de terminar la relación con China Railway International (CRI) se basó “principalmente en las dificultades asociadas con la ejecución en los plazos debidos, y en los problemas de CRI para obtener las autorizaciones necesarias para proceder con las actividades de desarrollo”.


XpressWest indicó que su “mayor reto” era un requisito del gobierno federal que exige que los trenes de alta velocidad sean fabricados en los EE.UU., para obtener las aprobaciones reguladoras. “Como todos saben, no hay trenes de alta velocidad fabricados en los EE.UU.”, afirmó la compañía mediante un comunicado. “Este requisito inflexible ha sido la barrera fundamental para financiar el proyecto en nuestro país. Durante los últimos 10 años esperamos pacientemente que las autoridades reconozcan que el tren de alta velocidad es un nuevo emprendimiento en los EE.UU., y que autorizara el uso de trenes fabricados en países con décadas de experiencias seguras con ellos, que es lo que se necesita para conectar la región suroeste y dar inicio a esta industria”.

La noticia se conoció en China ya durante el jueves, un día festivo allí, y no fue posible localizar a representantes de CRI para obtener sus comentarios al respecto.

China lanzó su servicio de trenes de alta velocidad en 2007 y cuenta con la red más extensa de ellos, que cubre más de 12,000 millas. En 2011, dos trenes chocaron cerca de la ciudad de Wenzhou; en el accidente perdieron la vida 40 personas y se generaron dudas respecto de la calidad y seguridad de los trenes de China, así como de su sistema operativo, aunque no ha habido otro incidente desde entonces.

El país ahora intenta exportar su tecnología ferroviaria y compite por contratos en México, el sudeste asiático y otros lugares. La ruta L.A. a Las Vegas hubiera sido el primero de estos contratos de China con los EE.UU.

Las líneas ferroviarias de alta velocidad en China son propiedad de CRI y están operadas por ésta, una entidad estatal anteriormente llamada Ministerio de Ferrocarriles.

La compañía XpressWest-China fue anunciada repentinamente en septiembre pasado, sólo unos días antes de la visita del presidente Xi Jinping a los EE.UU., pero los detalles brindados en ese momento fueron escasos.

XpressWest, antes llamada DesertXpress, afirmó que había formado una empresa conjunta con China Railway Internacional USA, un consorcio liderado por China Railway. China Railway International señaló que proporcionaría un capital inicial de $100 millones.

Yang Zhongmin, presidente de CRI, anunció en septiembre que el acuerdo sería “un hito en la inversión en el extranjero para el sector ferroviario chino, y serviría de modelo de cooperación internacional”.

El tren bala de Los Ángeles a Las Vegas está en discusión hace tiempo. XpressWest había mencionado una ruta de 185 millas que correría al lado de la carretera interestatal 15, entre Las Vegas y Victorville, 85 millas al noreste del centro de L.A. Sin embargo, después del anuncio de septiembre, los funcionarios chinos describieron el proyecto como una ruta de 230 millas, con una parada adicional en Palmdale y servicio eventual a través del área de L.A. mediante el uso de algunas de las mismas vías que serían utilizadas por el proyecto de tren de alta velocidad respaldado públicamente en California.

“El equipo de XpressWest es optimista; CRI y sus afiliadas tendrán éxito en algún momento para establecer una presencia viable en el mercado ferroviario de los EE.UU. Sin embargo, nuestras ambiciones superan la capacidad de CRI para avanzar en el proyecto en tiempo y forma”, dijo XpressWest el miércoles, al cancelar el acuerdo.

“XpressWest está decidida a realizar este desarrollo y sigue dedicada a completar su proyecto del tren de pasajeros de alta velocidad”.

Según el presidente ejecutivo de XpressWest, Tony Marnell, la empresa ahora se dedicará a “buscar agresivamente” otras asociaciones disponibles para este desarrollo, y opciones que “resulten en una implementación más eficiente y rentable”.

La compañía destacó que están preparando un estudio de pasajeros, cuyos resultados deberían estar listos en agosto.

Los registros federales de ferrocarril indican que XpressWest tenía garantizadas las aprobaciones y permisos de varias agencias federales para la ruta de las 185 millas. Pero otros permisos, aprobaciones y análisis ambientales se necesitaban para la propuesta de 230 millas.

XpressWest manifestó que está a la espera de la finalización del trabajo ambiental requerido para el desarrollo de la línea que conectará el proyecto con Los Ángeles a través de Victorville y Palmdale; se espera que las aprobaciones lleguen a más tardar en septiembre. Cuando eso haya finalizado, la compañía renovaría su petición de apoyo al gobierno federal.

“Esperamos que los legisladores en Washington, D.C., permitan a la Administración Federal de Ferrocarriles adoptar un enfoque más flexible y realista para apoyar el tren de alta velocidad”, señaló la compañía. “La verdadera pregunta es: quienes están en Washington, D.C. ¿tendrán el valor y la visión para hacerlo; o se obligará a los proyectos a lo largo de los EE.UU. a buscar apoyo financiero de gobiernos extranjeros para crear infraestructura en nuestropropio país?”.HoyLosÁngeles

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.