miércoles, 13 de abril de 2016

Yacyretá en el Sarmiento. Obras Faraónicas

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

La represa hidroeléctrica de Yacyretá-Apipé es una central hidroeléctrica construida sobre los saltos de Yacyretá-Apipé en el río Paraná, en Ituzaingó, Provincia de Corrientes, Argentina, y el departamento de Itapuá, Paraguay.

El protocolo inicial para determinar el uso de los saltos se firmó el 1 de febrero de 1925, en Estados Unidos. Sin embargo, no sería hasta enero de 1958 que se crearía la Comisión Mixta Técnica Argentino-Paraguaya, a cargo del estudio técnico de aprovechamiento del río. Presentado este, el 3 de diciembre de 1973 se suscribió en Asunción el Tratado de Yacyretá, por el cual los dos Estados se comprometieron a emprender en común la obra. Para ello se fundó la Entidad Binacional Yacyretá: en condiciones igualitarias para ambas partes, a la cual se le asigna la capacidad jurídica y responsabilidad técnica para realizar los estudios y proyectos, y para su ejecución.


La construcción se comenzó el 7 de diciembre de 1983; el 26 de abril de 1989 se firmaron las notas reversales que definen el esquema definitivo de las obras de protección de los valles de los arroyos afluentes al embalse en margen derecha (paraguaya). En junio de ese mismo año se cerró el brazo principal del río, y el 19 de mayo del siguiente el brazo Aña Kuá. El 1 de junio de 1993 se habilitó la esclusa de navegación para salvar la diferencia de alturas, y el 2 de septiembre de 1994 la primera unidad de la central hidroeléctrica.

La represa fue inaugurada el 7 de julio de 1998 por los Presidentes de Argentina Carlos Menem y su par de Paraguay Juan Carlos Wasmosy, día en que se pusieron por primera vez en función las 20 turbinas. Recién en el 2011 la represa opera con su cota máxima.

Del presupuesto final de 11.000 millones de dólares, 7.000 millones corresponden a costes financieros y otros 1.000 millones a costes de estudios de consultoría. Se ignora el paradero de 1.870 millones de dólares, lo que ha dado pie a numerosas investigaciones, aún infructuosas. Funcionarios del EBY (Entidad Binacional Yacyretá) han sido condenados por malversación de fondos y por especulación con información privilegiada, al comprar tierras en los terrenos a inundar con el fin de obtener indemnizaciones cuando éstas se expropiaran. El ex presidente argentino Carlos Menem la llamó, en una frase que se ha hecho célebre, un «monumento a la corrupción».

Desde el comienzo de su construcción en el año 1983, la EBY (Entidad Binacional Yacyretá) recibió numerosas denuncias de corrupción. Se le atribuyó a la represa responsabilidad en la destrucción del ambiente y el ecosistema regional. Entre muchas denuncias, cabe destacar la presentada ante el Tribunal Ético contra la Corrupción, por el luchador social de la Ciudad de Encarnación Jorge Urusoff. Dicho cuerpo, después del juicio (Ciudad de Ayolas, 28/06/2000), declaró culpable (25/07/2000) a la Entidad Binacional Yacyretá de violación de los derechos humanos a los habitantes de la zona. La denuncia se encuentra en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de San José de Costa Rica.

(Fuente Wikipedia: “Represa de Yacyretá” https://es.wikipedia.org/wiki/Repre...)

¿Por qué todo esto en el grupo de Usuarios de una línea de trenes?

Porque creemos que el Soterramiento tendrá un destino igual: tal como se viene haciendo desde hace años, sólo generando endeudamiento y un “desvío de fondos” que, en lugar de cumplir su cometido, “desaparecen los fondos”, y no llegan a cumplir el cometido original que es el de enterrar al Sarmiento en un túnel de solo 2 vías y 23 metros bajo tierra. No solo no estamos de acuerdo en la idea de hacer subir 6 pisos a los pasajeros cada vez que quieran salir de la estación, sino que creemos que es contraproducente para la línea coartar algunos servicios que con solo 2 vías serían imposibles de realizar, sin afectar en forma directa al servicio eléctrico de trenes entre Once y Moreno.

Que una de las empresas que está a cargo del Soterramiento sea una de las que más acusaciones de corrupción en Brasil, no nos deja muy tranquilos.

Por esto y por mucho más, no estamos de acuerdo con el proyecto actual del Soterramiento. Atte.
Usuarios Organizados del Sarmiento (UOS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.