domingo, 20 de marzo de 2016

Reclaman por mejores servicios a la empresa provincial Ferrobaires

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Varias ciudades donde presta servicios la empresa provincial Ferrobaires con su tren de pasajeros entre Buenos Aires y Junín de la Línea San Martín, se están reuniendo para levantar firmas para solicitarle a la máxima autoridad de la Provincia de Buenos Aires tome los recaudos necesarios para mejorar el paupérrimo servicio (material rodante en pésimas condiciones y falencias en higiene) que brinda de lunes a viernes.

Según informa el medio Democracia.com de Junión, el señor Carlos Vita, un jubilado de la vecina ciudad, se puso al frente de la iniciativa y adelantó que junto a otros ciudadanos armará un petitorio y lo distribuirá en comercios e instituciones para que la gente apoye la inquietud con su firma.

Estación Junín

“El otro día vine de Buenos Aires porque tengo a mi hijo internado en el Instituto Favaloro y se me ocurrió venir en tren. La gente no puede a esta altura del tiempo viajar en ese transporte, que está sucio, con los asientos rotos y con las ventanillas que no cierran. Es una vergüenza, y la mugre que tiene, infernal. Estamos hablando de un estado que puede llegar a causar enfermedades infecciosas y de un medio en el que viaja mucha gente con chicos porque es barato”, expresó Vita con consternación.

“Yo, jubilado, pago cincuenta pesos de boleto, pero no por eso tengo que venir en un tren que es una porquería”, agregó y continuó señalando que ya está “armando todo para hacer un petitorio”.

“Voy a invitar a los muchachos de la Asociación de Jubilados de Chacabuco que la otra vez me acompañaron para que en el reclamo también haya una figura institucional. Los jubilados somos uno de los sectores más perjudicados por el tren en esas condiciones. Esto ya es una cuestión de derechos humanos”, afirmó.

Vita opinó que “a lo mejor en el ámbito provincial se han olvidado de la existencia de este tren porque está el tren chino, pero éste corre dos veces por semana y pasa por alto Rawson, Castilla y un montón más de estaciones. Sale de Junín, para en Chacabuco y después sigue derecho hasta Buenos Aires, entonces hay muchísima gente que queda a pie”.

“Además, el “Martita” (que es como se lo conoce desde hace muchos años) no corre ni sábados ni domingos, por lo que los estudiantes tienen que viajar en combis o en colectivo a precios mucho más caros”, indicó.