sábado, 19 de marzo de 2016

Neuquén: "Quieren boicotear al Tren del Valle en detrimento del Metrobús"

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

En nota aparte publicamos en Crónica Ferroviaria un artículo del medio LMNeuquén con declaraciones del Intendente Municipal de la ciudad del Neuquén, Horacio Quiroga, en la que expresa que el "Tren del Valle" "sólo sirve para divertirse". Estas expresiones cayeron muy mal en los trabajadores ferroviarios de Neuquén.

En declaraciones realizadas al diario Río Negro por Rodrigo Sagaseta (trabajador ferroviario) expresando que el intendente "responden a sus intereses con el gobierno nacional" y "es porque quiere instalar el sistema Metrobús".

Foto gentileza: Diario Río Negro

Según el trabajador, "por día se transportan 2.000 personas, menos del 5% lo deben usar para pasear. Esto lo toma la gente que labura. Lo que se ve acá es que están boicoteando el servicio porque quieren instalar el sistema Metrobús, que cuesta una fortuna. Se cuestiona que el tren no es rentable, pero la función del mismo no es la rentabilidad, es prestar un servicio a la comunidad. ¿Por qué no cuestionan el servicio de Indalo en la ciudad?".

Por otro lado criticó que "por día atendemos a 500 personas que vienen a recargar la SUBE, agotamos las 4.800 tarjetas que nos dieron en menos de una semana porque no hay otros puntos de venta que funcionen correctamente. Nos terminaron convirtiendo en una oficina funcional al servicio de colectivos de Neuquén".

Sus compañeros, según el diario Río Negro, que prefirieron no ser identificados, indicaron que "el problema con el tren acá es que lo construyó una empresa que es pésima, los hicieron para que se rompan y ahora no nos mandan los repuestos".

Detallaron que "el tren todavía está en garantía y cada vez que se rompe hay que esperar que la empresa Materfer mande los repuestos, entonces desmantelan la formación vieja para reparar la nueva. Ni los cristales nos mandan", aseguraron.

Desde el sindicato de la Fraternidad atribuyeron los dichos de Quiroga a "su falta de conocimiento sobre los ferrocarriles".

Hugo Tamborindegui usó la ironía, pero sin ocultar su enojo: "Ya que a Quiroga no le gusta o no quiere instalar el tren en la ciudad, entonces hay que hablar con nuestro amigo Omar Gutiérrez, a quien sí le interesa el tren", dijo.

Su compañero gremial, Pantaleón Huanque consideró que el intendente no sabe lo que significa este servicio porque no tiene un pasado ligado al tren.

"Tal vez nunca viajó pero hay que explicarle que el sistema ferroviario tiene un sentido social y por eso es que nosotros estamos bregando", señaló.

Es como lo venimos diciendo hasta el cansancio desde Crónica Ferroviaria, que el Ministerio de Transporte de la Nación y la empresa Trenes Argentinos Operadora Ferroviaria deberán informar de cara a la opinión pública, si quieren o no que los trenes regionales, de media y larga distancia sigan existiendo en nuestro país.

Si es en positivo, deberán de reparar rápidamente todos los inconvenientes que venimos denunciando casi todos los días de las penurias que pasan los trabajadores ferroviarios del interior del país por la falta de repuestos para reparar el material ferroviario que tienen a cargo para prestar los servicios de pasajeros. Lo mismo pasa en la Provincia de Salta que desde hace más de un mes que no se cumplen los servicios porque no se le envió otro material de repuesto.

Señores hablen claro y de frente a la gente, y no hagan que el sistema se caiga como ya lo hemos vivido en otras épocas que creíamos superadas.