lunes, 7 de marzo de 2016

La Línea Sarmiento NO es el SUBTE

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

El pasado 16 de Febrero el gobierno relanzó con bombos y platillos la polémica idea de soterrar la Línea Sarmiento. El actual proyecto es nefasto en cuanto a seguridad y funcionalidad ferroviaria, de hecho es el mismo que anunció más de siete veces (y por suerte nunca concretó) el anterior gobierno. Lejos de solucionar los problemas, esta obra crearía un sin fin de nuevos inconvenientes además de abrirle las puertas a quienes especulan con negocios inmobiliarios sobre los terrenos del ferrocarril.


Algunos de los puntos por los cuales nos oponemos al actual proyecto son:

* El túnel sólo contará con dos vías (una de ida y otra de vuelta) lo que pondría fin al esquema de vía cuádruple vigente en gran parte de la traza actual, echando por tierra la prestación de servicios rápidos, locales, servicios diésel interurbanos y traslados de material rodante entre distintas líneas férreas. Además un descarrilamiento/descalce provocaría una interrupción total del servicio al no haber vías de escape.

* En el Sarmiento hay un promedio de dos kilómetros entre estaciones. Una falla técnica o corte de energía que haga que el tren quede varado, implicaría que los pasajeros tengamos que caminar una gran distancia en penumbras por vía electrificada con el riesgo que eso conlleva. Sin contar, además, el inconveniente de los usuarios con problemas de movilidad (en silla de ruedas, personas mayores, embarazadas, etc), niños, etc..

* Las estaciones van a estar 22 metros bajo tierra, equivalente a una altura de siete pisos. Imaginemos tener que subir y bajar todos los días siete pisos para tomar el tren. En el mejor de los casos supongamos que instalan escaleras mecánicas/ascensores lo que significaría un gasto extra en equipamiento y tareas de mantención. ¿Se imagina si un día no funcionan ni las escaleras ni los ascensores?.

* El costo de esta obra faraónica es exorbitante. Implicaría un endeudamiento para nuestro país que lo tendrán que seguir pagando las futuras generaciones. Además, el dinero invertido en renovar vías, señales y estaciones durante este último tiempo estaría siendo tirado a la basura.
Desde Usuarios Organizados del Sarmiento (UOS) proponemos dos alternativas mucho más eficientes y menos costosas para solucionar el problema de las barreras, frecuencias y accidentes con automóviles:

* Esquema de trinchera en el tramo Caballito-Liniers (Toda la traza de Capital Federal) con vía cuádruple. y luego entre Ciudadela y Moreno reemplazo de todos los Pasos a Nivel por Pasos Bajo Nivel (PBN) o cruces aéreos y un cercado perimetral efectivo que segregue completamente al ferrocarril del tráfico automotor.

* Reemplazo de todos los Pasos A Nivel desde Caballito a Moreno por Pasos Bajo Nivel (PBN) o puentes y obviamente el correspondiente cercado perimetral al igual que en la propuesta anterior. Es de notar que esto ya se viene haciendo en C.A.B.A. para las demás líneas de trenes.

Es importante que todos los usuarios tomemos conciencia que el proyecto actual de soterramiento actual significa rifar al mejor postor nuestra seguridad, comodidad y la funcionalidad de nuestro ferrocarril. Atte.
Usuarios Organizados del Sarmiento (UOS)