miércoles, 27 de enero de 2016

Trenes de pasajeros de media y larga distancia. ¿Cuál es la movida?

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Sí, desde Crónica Ferroviaria nos preguntamos eso. ¿Cuál es la movida?. ¿Qué es lo que pretende o tiene proyectado el Ministerio de Transporte de la Nación, la Subsecretaría de Transporte Ferroviario, la empresa Trenes Argentinos Operadora Ferroviaria, o quién corresponda, realizar con relación a los trenes de pasajeros de media y corta distancia?.

Casi todos los días estamos publicando informes sobre suspensiones y atrasos que ocurren en los pocos servicios de pasajeros que quedan en circulación en nuestros ferrocarriles. Todo negativo.


Ya lo hemos informado por demás extensamente sobre que la Provincia de La Pampa por distintos motivos no tiene más trenes de pasajeros (Once-Bragado-General Pico-Santa Rosa; Once-Bragado-Realicó-General Pico ni el "cortito" General Pico-Catriló - Santa Rosa), que la Provincia de Entre Ríos sus servicios ferroviarios viven entre las suspensiones, atrasos y otras yerbas. Ni que hablar de Ferrobaires, Tren Patagónico, Tren Urbano de la ciudad de Santa Fe, trenes de la Provincia del Chaco.


Ahora nos enteramos que uno de los pocos servicios de larga distancia que quedan y que une las ciudades de Buenos Aires - Junín - Rufino (Provincia de Santa Fe), entre otras, de la Línea San Martín ya hace dos lunes que viene teniendo problemas en su horario.


Según denunciaron pasajeros al diario Democracia que utilizan dicho tren, que el primero de los casos sucedió el lunes 18 de Enero pasado, cuando el convoy que debía arribar a la ciudad de Junín por itinerario a las 01.47 horas de la madrugada lo hizo cerca de las 05,00 horas, o sea tres horas más tarde. Ello motivo quejas y reclamos de pasajeros, que además se contactaron con dicho diario para denunciar la situación.

Desde la empresa Trenes Argentinos Operadora Ferroviaria le explicaron al diario Democracia "que la demora se generó por problemas en un tramo donde las vías habían sido mejoradas. Al parecer, una falla en la infraestructura hace que, cuando llueve, se filtre agua en los cimientos del terraplén donde están montados los rieles. Eso obliga a que la nueva formación de origen chino deba circular “a paso de hombre” en un tramo de unos 30 kilómetros entre las estaciones de Rufino y Alberdi".

Pero el lunes 25 de Enero, dice el diario Democracia, que "si bien hubo precipitaciones en la zona no se registró una tormenta de consideración como hacía siete días antes y el tren volvió a llegar con una demora de casi una hora. En los andenes de la estación, varios usuarios hicieron visible su malestar por una situación que empieza a poner en duda la confiabilidad que el servicio se había ganado desde su lanzamiento, hace casi ya un año".

Por todo esto es que estamos preocupados porque vemos que día a día estamos retrocediendo en lo que se había ganado y que era en la implementación de nuevos servicios de pasajeros de media y larga distancia.

Sabemos bien que el gobierno del Ing. Macri hace un poco más de 40 días que está en el poder, pero observamos también que no hay definiciones de parte de su ministro de Transporte sobre qué es lo que se quiere del medio de transporte ferroviario, y sobre todo, del de pasajeros de media y larga distancia que hasta ahora sólo vemos que día a día se van cayendo uno a uno los servicios, que después, como ya lo hemos vivido mil veces con los trenes, no se reponen más ni se hace absolutamente nada por su recuperación.

También, vemos con preocupación que actores importantes del medio ferroviario como los gremios están prácticamente callados sobre este tema, sabiendo ellos bien en carne propia lo que pasó en la década infame de los 90 con este medio de transporte, que por no pelear en bloque todos juntos como correspondía, ni anticiparse al problema, terminó como terminó.

Por eso nuestra pregunta. ¿Cuál es la movida?.