lunes, 21 de diciembre de 2015

Talgo, CAF, Alstom, Siemens y Bombardier inician la puja por el 'macrocontrato' del AVE

Empresas

* Remiten mañana a Renfe su solicitud para participar en el concurso

Los fabricantes ferroviarios radicados en España (Talgo, CAF, Alstom, Siemens y Bombardier) comienzan mañana martes la puja por hacerse con el contrato de suministro a Renfe de treinta nuevos trenes de Alta Velocidad (AVE) y su posterior mantenimiento, un contrato estimado en 2.642 millones de euros.

Estas compañías presentarán sus respectivas solicitudes para participar en el concurso público por el que la operadora contratará este pedido, el primero que lanza en España en la última década, según indicaron a Europa Press en fuentes de los fabricantes.


Los fabricantes de trenes se 'precalificarán' para este concurso a pesar de la incertidumbre que las recientes elecciones y el cambio de Gobierno genera sobre la continuidad de este proceso de contratación, según indicaron en fuentes del sector.

Con la consecución de este 'megacontrato', las firmas con instalaciones en el país reforzarían la carga de trabajo de sus plantas con un pedido nacional, tras pasar años centradas en la exportación, en la producción de trenes y otros sistemas ferroviarios para otros países.

El contrato que Renfe sacó a concurso hace unas semanas abarca el suministro de manera inmediata de quince nuevos trenes AVE con capacidad para circular a 320 kilómetros por hora, y un pedido opcional de quince trenes más que la operadora irá solicitando por lotes de cinco unidades en función de sus necesidades.

Todo a una oferta

El calendario establecido por Renfe para el contrato fija que se adjudicará en mayo de 2016, con el fin de empezar a contar con los nuevos trenes a partir de 2018. La compañía prevé contratar todo el pedido con una sola oferta, que no obstante pueden presentar varias empresas aliadas en consorcio.

Con la preclasificación, las empresas interesadas en el contrato comunican su voluntad de participar y presentan la documentación que acredita su capacidad para acometer el pedido.

Una vez que Renfe evalúe estas peticiones y la documentación, abrirá el periodo para que las firmas a las que invite a participar en el concurso presenten sus respectivas ofertas y sus modelos de trenes.

Renfe busca un tren capaz de circular a 320 kilómetros por hora y de transportar a un mínimo de 400 viajeros. Además, deberá contar con las instalaciones necesarias para ofrecer el servicio 'wifi' a bordo que la empresa está implementando en su actual parque.

Con este suministro, la operadora pública pretende garantizarse una flota de trenes adecuada ante su previsión de que la demanda de viajeros de AVE se duplique en los próximos ejercicios.ElEconomista.es