miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Qué les pasa a las locomotoras diésel chinas CNR CKD-8H. Problemas técnicos o mala conducción?

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria - Fotos y vídeo: Diego Germán Telesa

Ya hace tiempo que venimos recibiendo información referidas a problemas técnicos que se suscitan en algunas locomotoras diésel de origen chino modelo CNR CKD-8H que prestan servicios en las diferentes líneas donde se corren trenes de pasajeros de larga distancia.


En el día de ayer, el Tren de Pasajeros Nro. 154 procedente de General Pico - Catriló - Once de Septiembre compuesta la formación de 13 vehículos de distintas categorías y traccionada por la diésel de origen chino CNR CKD-8H 0005, entre las estaciones García y Mercedes sufrió un "plantón" la locomotora (quedó desviadas en est. Mercedes) y tuvo que ir en auxilio la locomotora GM modelo G-26 Nro. 1001 que fue la que trajo el tren hasta su destino final la estación Once de Septiembre llegando a la misma alrededor de las 13,00 horas.


Lo llamativo fue que el tren de pasajeros Nro. 154 se detuvo sobre plataforma 4 de estación Haedo para permitir el descenso de pasajeros, algo nunca visto en este servicio ya que no tiene parada por itinerario en dicha estación.

En cuanto a los problemas en las locomotoras de origen chino, hay veces que los mismos no sólo se originan en la parte técnica, sino también por inconvenientes que puedan tener los conductores por ser éstas (las locomotoras) un sistema nuevo que irá puliéndose a medida que los mismos vayan adquiriendo experiencias.


Hay que recordar que estos maquinistas hasta hace unos meses atrás conducían locomotoras con más de 40 años de antigüedad, lo cual entre éstas últimas y las actuales chinas la tecnología es abismal y es lógico que haya problemas por la falta de experiencia.

Vamos a dar un ejemplo que nos toca de cerca. El padre del director de C.F., Santos J. Salgado, fue maquinista del Ferrocarril General Belgrano (ex Compañía General Buenos Aires) entre los años 1937 y 1972. Tuvo los tres certificados (vapor, coche motor y diésel) nos recuerda el hijo que una vez allá por el año 1958 viniendo de estación Mercedes con el mixto hasta estación Buenos Aires por rotura en locomotora efectiva (Nro. 8267 que es la que enarbola nuestro escudo de Crónica Ferroviaria), le es asignada una diésel English Electric modelo VF (Vulcan Foundry) cuyo año de fabricación fue en 1956 y que era prácticamente nueva para ese ferrocarril.

El señor Salgado tuvo muy poca acción con dicho tipo de locomotora, solamente lo que se refería a viajes de prueba de instrucción pero no una corrida de trenes en forma regular. Esa vez le tocó hacerlo con el consiguiente inconveniente que apenas se hizo cargo de la misma empezó a acusarle problemas en uno de los motores de tracción (se le encendió luz de patinaje) que no supo solucionar, haciendo que levantara temperatura. Todo eso hizo que el tren se le atrasara por un par de horas.

Cuando llega a duras penas a estación Villars, tiene un cruce con un carguero en el cual el titular de conducción era un "especialista" en ese tipo de locomotoras (el "Chamaco" Grimaldi), quién le explicó lo que tenía que hacer y la solución llegó.

Después el señor Salgado condujo varios tipos de locomotoras diésel como así las Whitcomb, Werkspoor, Cooper y General Electric sin inconvenientes, pero el paso del vapor al diésel fue difícil, lo que puede suceder en estos momentos, sobre todo con los conductores "veteranos" acostumbrados a los "viejos, pero fieles fierros".