miércoles, 25 de febrero de 2015

La Fraternidad: Informe sobre resoluciones plenario de gremios del transporte

Gremiales

Redacción Crónica Ferroviaria

Mediante Circular General Nro. 5 de fecha 23 de Febrero de 2015 del gremio La Fraternidad (Sociedad de Personal Ferroviario de Locomotoras) se dirige a todas las seccionales y trabajadores de dicho sindicato informando sobre las resoluciones tomadas en el plenario de gremios del transporte.

Dicha Circular General dice lo siguiente:


Nos dirigimos a los Compañeros con el propósito de informar las características de las Resoluciones emanadas de los Plenarios de Gremios del Transporte.

No escapará al conocimiento de nuestros afiliados el esfuerzo realizado por nuestra Organización con el objetivo de alcanzar un grado de unidad en las Organizaciones del Transporte.

Como socios fundadores de la ITF en el área mundial, de la CONFRATERNIDAD FERROVIARIA en la década del 20 y de la C.A.T.T., han sido consecuentes los mandatos emanados por nuestras A.G.D. con el objeto de reconstituir un órgano de 2do. grado que represente a los trabajadores del transporte.

Como se recordará, la C.A.T.T. luego de su restauración en democracia, tuvo un breve desarrollo hasta la ruptura generada en 1987 cuando en una medida por reclamos previsionales quedamos solos en el paro nacional. Desde allí la C.A.T.T. quedó acéfala y no tuvo actividad alguna.

Pese a la dureza sostenida entre sectores históricamente enfrentados como Camioneros integrantes de la M.T.A. y Unión Ferroviaria alineados con el sector menemista denominados “gordos”, fue por iniciativa de nuestra Organización y en nuestra Sede donde se alcanzó un principio de unidad y su reconstitución, obteniéndose importantes logros en un breve lapso como la adquisición del edificio de la calle Jujuy y diversas iniciativas legislativas y acciones nacionales e internacionales.

Sin embargo, actitudes y metodologías hegemónicas hicieron que esa unidad alcanzada se desgastara, y pese al intento para que esos dirigentes morigeraran sus actitudes, varias organizaciones decidimos separarnos de la C.A.T.T. y formalizar la U.G.AT.T. con el objeto de contar con una herramienta de 2do. grado.

Está a la vista que las permanentes rupturas entre las organizaciones gremiales no han hecho más que facilitar la tarea desmovilizadora de las empresas y del propio Estado Nacional que ha desatendido sistemáticamente los reclamos de los trabajadores en su conjunto.

Estos reclamos son de tal magnitud que requieren del esfuerzo colectivo para alcanzar un grado de madurez para fortalecer la Unidad en la Acción.

* Las reformas instrumentadas a la legislación de riesgo de trabajo.
* Los acuerdos secretos entre el Estado Nacional y la República Popular China que avanza contra el empleo nacional.
* La compra directa de unidades tractivas con una provisión de repuestos extranjeros por décadas, demorando la reconstrucción de nuestra Industria Ferroviaria Nacional.
* La falta de política Nacional en el Área de Transporte.
* Y la negativa a debatir una Ley Federal del Transporte.

Son algunas de las cuestiones de características muy graves que pueden constituir un severo daño al empleo en un futuro inmediato.

En tanto con idéntica intensidad en el plano inmediato preocupa

* La situación económica enmarcada en un espiral inflacionario que degrada aceleradamente el poder adquisitivo de nuestros salarios y los haberes de nuestros jubilados y pensionadas, convirtiendo la paritaria en un Ente abstracto ante la volatilidad del salario.

* Profundizando este panorama la aplicación del Impuesto a la Ganancias, desnaturalizado en el objeto central de esa legislación y haciéndola recaer en salarios que nada tienen que ver con la cuarta categoría, que estuvo dirigida inicialmente a gravar los ingresos a los accionistas miembros de los directorios y al cuerpo gerencial de las empresas.

Los gremios del Transporte alineados en distintas centrales obreras, como así también pertenecientes a la U.G.A.T.T. y a la C.A.T.T., somos conscientes de la necesidad de unificar criterios para enfrentar semejante panorama, agravado en un año electoral que le imprime accesoriamente una gran cuota de incertidumbre.

Las opiniones no son coincidentes en cuanto a la caracterización del cuadro de situación, entanto algunas organizaciones entienden como muy grave y plantean medidas de carácter inminentes y prolongadas, otras organizaciones son mucho más consideradas con la caracterización y por lo pronto plantean medidas de acción con tiempos mucho más flexibles.

La Fraternidad consecuente con su histórica voluntad dialoguista intenta acercar las posiciones, para lo cual sostiene que no se deben adoptar medidas que resientan las posiciones de las organizaciones participantes y mediar objetiva y saludablemente tanto en los tiempos como en las medidas a tomar.

En tal sentido, las Resoluciones del Plenario se desarrollaron en esa dirección, concluyendo con un documento y la votación unánime de una medida de fuerza de 24 hs. para el día 31 de marzo, de forma tal de posibilitar que el gobierno tenga el tiempo necesario para reformular los alcances de la cuarta categoría y habiéndose demostrado objetivamente - con la suspensión de las medidas de diciembre Ppdo. por la supresión del impuesto al medio aguinaldo - que la posición de los gremios no obedecen a una posición destituyente como razonan los profetas del odio, sino a una clara, objetiva y legítima demanda en defensa de los salarios de nuestros Compañeros, anuncia con suficiente tiempo una medida de acción directa que se desarrollará como el inicio de un Plan de Acción, en todo el país en cargas, pasajeros, corta, larga y mediana distancia, de no mediar una respuesta favorable.

Ante la grave situación que vive el país conmocionado por múltiples hechos que enturbian las relaciones políticas y sociales en general, se impone un grado de responsabilidad suprema por parte de los trabajadores organizados.

En esa dirección La Fraternidad forma parte del núcleo de organizaciones que trabaja para alcanzar la Unidad en el Transporte y reorganizar la C.A.T.T. en principio, y desde allí bregar para que el resto de las Organizaciones Sindicales, independientemente de sus encuadramientos de coyuntura, formen parte de un Congreso Normalizador para alcanzar una C.G.T. de Pie y para los Argentinos y no arrodillada al poder político de turno.

De no mediar una respuesta a las demandas, la Organización emitirá como es costumbre la correspondiente Orden de Paro, entre tanto hacemos propicia la oportunidad para saludar a los compañeros fraternalmente. Firmado: Omar Maturano (Secretario General) y Agustín C. Special (Secretario Administrativo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.