viernes, 23 de enero de 2015

Santa Fe: Piden medidas para mejorar la seguridad ferroviaria

Actualidad

Reclamo desde el concejo de Casilda. Específicamente en el radio urbano ante el paso de los transportes de carga. El titular del Concejo espera respuestas de la empresa Nuevo Central Argentino.

El reciente descarrilamiento de una formación que obstaculizó varios de los cruces ferroviarios ubicados en zona urbana de Casilda generó malestar social y reabrió el debate sobre el riesgo y las desventajas que implican para la ciudad estar atravesada y dividida por las vías más aún cuando faltan barreras y otras medidas de seguridad para prevenir accidentes. No es la primera vez que sucede un episodio de estas características que de milagro no terminó en tragedia.

Accidente. Hace unos días descarriló un tren de carga en medio de la ciudad. Estos hechos son frecuentes.

Si bien no fueron fijadas las causas, el descarrilamiento se produjo en el cruce de Maipú y Zeballos cuando al parecer los durmientes cedieron tras el paso de la extensa formación ferroviaria de más de 80 vagones de los cuales sólo quedaron fuera de eje los últimos.

Tras el nuevo incidente registrado el martes pasado el titular del Concejo, Roberto Meli, tomó la decisión de enviar a título personal  —el Legislativo está de receso— una carta documento por medio de la cual reclama la intervención de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte Público.

El edil del Frente Renovador pidió al organismo “un relevamiento integral de las condiciones infraestructurales existentes y la resolución para el mejoramiento del estado de las cosas, exigiendo se actúe para la concreción de las obras a ejecutar, la provisión de equipos en materia de seguridad y las gestiones para instrumentar la repuesta esperada por la comunidad”. Y lo responsabilizó “de la integridad física y de la vida de los vecinos ante potenciales hechos trágicos”.

Meli espera una respuesta positiva aunque los antecedentes resultan poco alentadores. Similares reclamos formulados por el Concejo quedaron en la nada al igual que los planteos que hizo oportunamente el Ejecutivo a la firma Nuevo Central Argentino (NCA) — concesionaria del ramal para el transporte de cargas— para que tomara cartas en el asunto tanto en materia de seguridad como de mantenimiento en los espacios verdes que están bajo su responsabilidad y suele descuidar.

Así lo manifestó el secretario de Gobierno, Fernando Ingaglio, quien cuando se desempeñó como edil fue autor de una iniciativa para pedir, aún sin éxito, que el ramal usado para el traslado de cargas que hoy cruza la ciudad sea trasladado a las afueras de la urbe.

Pese a las infructuosos pedidos Meli dijo estar dispuesto a insistir para que la Comisión Nacional de Regulación del Transporte Público disponga de medidas tendientes a proteger a los transeúntes y vecinos linderos al paso ferroviario en Casilda. “Debe intervenir a fin de prevenir situaciones aún más lamentables que las registradas”, dijo ayer a La Capital.

El legislador resaltó en su carta documento que el “hecho ocurrido corona el cuadro lamentable a la seguridad de nuestros vecinos ante el descarrilamiento de una formación que obstruyó cinco pasos a nivel en nuestra ciudad”.

Y detalló que “muchos de estos cruces ferroviarios no cuentan con barreras de impedimento de paso, tampoco poseen sistema de iluminación de advertencias ni sendas peatonales precautorias y señalización visual o sonora”.

Meli además dijo presuponer que el NCA “no cumple con el número reglamentario de vagones transportados por formación ferroviaria ya que se advierte visual y contablemente la circulación de más un centenar de estos tirados por locomotora”. Y exigió al organismo de control que “monitoree, supervise y sancione al concesionaria ante el incumplimiento de disposiciones vigentes que atentan contra la seguridad pública”.LaCapital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.