domingo, 21 de septiembre de 2014

Cuánto cuesta realmente un viaje en subte

Actualidad

Los aumentos del boleto y el esquema de descuentos que se aplicó para beneficiar a usuarios frecuentes tuvieron diversos efectos. Qué debería suceder para que el costo del boleto fuera más económico

Desde que el gobierno de la Ciudad se hizo cargo del subte, el valor del boleto se convirtió en un tema de debate permanente que se reaviva ante cada ajuste tarifario. La discusión sobre la reducción de los subsidios fue uno de los principales argumentos que esgrimió la administración porteña para justificar la suba del ticket: la tarifa técnica -resultado del costo total de explotación dividido la cantidad de viajes pagos realizados en el año anterior- fue fijada en $10,76 y esto provocó un reajuste inmediato.


El boleto de subte hoy cuesta $4,50 para quienes utilizan SUBE y $5 para los pasajeros que no cuentan con la tarjeta de transporte; para cubrir lo que sería el costo real del viaje -determinado en la tarifa técnica ($10,76), el resto del pasaje es subsidiado.

El Laboratorio de Políticas Públicas (LPP) -un centro de estudios orientado a la investigación que es integrado por legisladores, sociólogos, economistas y abogados- realizó un estudio que apuntó a determinar los efectos de los aumentos del costo del pasaje sobre los usuarios, la empresa Metrovías y el presupuesto de la Ciudad.


Sin embargo, el relevamiento LPP expone que si el objetivo buscado era disminuir los subsidios por cuestiones fiscales, "en vez de aumentar la tarifa de forma dispar a la de otros modos de transporte, se podría haber llevado adelante una estrategia de incremento en la cantidad de pasajeros teniendo una tarifa coordinada con el colectivo".

El centro de investigación fundamentó su conclusión en que "la tarifa técnica” es una "referencia del costo de operación del subte que siempre debe relacionarse con la cantidad de viajes pagos", ya que a iguales costos y mayor viajes pagos, "esta tarifa se va reduciendo". Por ello, si el costo de prestación del servicio "es igual si se transportan 250 ó 300 millones al año", se debería "ofrecer una tarifa razonable al usuario que permita captar la mayor cantidad de pasajeros".

El informe al que tuvo acceso Infobae señala que desde que el gobierno de la Ciudad se hizo cargo del subte, "la tarifa aumentó un 309%". Y esto provocó un impacto negativo en la cantidad de viajes, que descendió un 16,9% respecto de 2011".

Sobre el sistema de descuentos que se implementó para beneficiar a los pasajeros frecuentes, el estudio de LPP diagnosticó que tuvo "un impacto exiguo" porque -según un informe que publicó SBASE- se realizaron 72,5 millones de viajes, de los cuales "29 millones fueron abonados con algún tipo de bonificación, lo que equivaldría al 40% del total de viajes pagos del período".

Esa estadística se determina que "la tarifa promedio del subterráneo de la Ciudad es de $4,35 por viaje, apenas un 3,7% inferior a la tarifa de $4,5 (tarifa plana con SUBE)”. Otro dato relevante al respecto es que sólo un 6,48% que accedió al máximo descuento posible: un 18% de ahorro que consiguen quienes realizan entre 40 y 50 viajes mensuales.


En base a estos números se considera que "el esquema de descuentos es una herramienta útil para hacer política tanto de ingresos como de gestión en el sector transporte", pero "aplicada sólo al subte el impacto es exiguo", por lo que se sugiere que en un futuro inmediato "se aplique en todo el sistema de la región metropolitana, combinando tren, subte y colectivo".INFOBAE