viernes, 30 de agosto de 2013

FERROCARRILES ARGENTINOS. MARCHAR POR SU RECUPERACIÓN INTEGRAL

NOTA DE OPINIÓN

Por: Juan Carlos Cena (Para CRÓNICA FERROVIARIA)

La de mayo fue una doble revolución: contra la autoridad de España y contra la autoridad de la Nación Argentina. Fue la sustitución de la autoridad metropolitana de España por la de Buenos Aires sobre las provincias argentinas; el coloniaje porteño sustituyendo el coloniaje español. Fue una doble declaración de guerra: la independencia y la guerra civil. J. B. Alberdi, obra póstuma Lib. V


Hace unos días se realizó una marcha en la Capital Federal donde participó un sector de ferroviarios, usuarios y políticos. Se marchó reclamando para que los trenes suburbanos funcionen bien, que no haya muertos, ni más accidentes. Nos parece bien, la apoyamos con reservas. Porque fue parcial, unitaria, no federal.

De todos los discursos, ninguno mencionó la ausencia de los trenes en el interior del país. Ausencia que tiene consecuencias nefastas, como 1.200 pueblos fantasmas o desparecidos, 37 talleres cerrados y saqueados, clausurados el 90 por ciento de los ramales, la suspensión de los trenes de pasajeros privilegiando al autotransporte automotor (cargas y pasajeros).

Esa decisión política, tomada por Menem y respetada por todos los gobierno subsiguientes hasta el actual, es una de las razones por la que hemos pasado de la accidentología a la siniestralidad, por el crecimiento exponencial de muertos en carreteras saturadas por el transporte automotor.

Esa privación trajo, consigo, una brutal desconexión territorial perjudicando a las economías regionales afectando a amplias zonas y pueblos. Políticas que destrozaron una obra monumental como el ferrocarril, construido y desarrollado a través de más de 150 años, abrazando en su expansión casi todo el territorio nacional. Es un bien nacional, y por serlo, el ferrocarril es una cuestión nacional que nos incumbe a todos los ciudadanos.

Randazzo, el ministro polifuncional, está sintonía con el ex Secretario de Transporte Pablo Schiavi que manifestaba “…que el transporte ferroviario en el área metropolitana es una de las prioridades de la actual gestión”. Fuente: Télam 16/01/2010.

Ambos piensan igual que los políticos manifestantes y dirigentes gremiales ferroviarios presentes en la marcha, que lo primero es la Ciudad de Buenos Aires, o sea el puerto, como ya lo manifestara  Juan B. Alberdi:…fue la sustitución de la autoridad metropolitana de España por la de Buenos Aires sobre las provincias argentinas; el coloniaje porteño sustituyendo el coloniaje español.  A esto hay que agregarle, porque así lo piensan todos, que la masa electoral está acá.

Ni siquiera se mencionó la clausura de la circulación sin razón del tren "El Gran Capitán" que atravesaba toda la Mesopotamia. Nadie habló del déficit bruto interno que ocasionó la ausencia del sistema de transporte ferroviario, o la distorsión del costo por el consumo de energía y combustible no renovable,  es brutal. Se estima un costo de 10.000 millones de dólares contra 1.000 millones si el ferrocarril circulara para acarrear la cosecha de temporada, estimaciones de las agrupaciones de cargadores de Rosario ¡Que ahorro!  Hoy todo se transporta por camión. El costo por transportar una tonelada de soja desde Chaco al puerto Rosario sale lo mismo que del puerto Rosario a Ámsterdam. Ídem Fuente.

En el palco del acto uno puede observar la caricatura de los políticos actuando compungidos, colados en ese legítimo reclamo de los usuarios  y familiares que pedían más seguridad y el viajar mejor en los trenes suburbanos. Políticos que nunca hablaron sobre el ferrocarril desde los tiempos cuando aparecieron los primeros intentos de descuartizamiento, enunciado por Terragno a la cabeza,  concretado con Menem, estaban ahí, patéticos. Todo ocurrió en el marco de la campaña electoral

Promediando el mes de agosto me invitaron a San Cristóbal, provincia de Santa Fe, en ese lugar funcionaba un taller ferroviario de tecnología de punta. Mientras nosotros reparábamos locomotoras de vapor en talleres Córdoba, ese taller reparaba Coches Motores Ganz y luego coches Motores Ganz  Mavag desde 1935, locomotoras diesel de varios tipos. Fundía aluminio, bronce, cobre con tecnología desarrollada en ese lugar. Se especializó en temples, revenidos de todo tipo de aceros para uso ferroviario. Por primera vez se implementó la Planificación de todas las áreas y tareas como el sistema de costos del taller, entre otras innovaciones. Era un Taller Escuela. Varias veces fui a capacitarme enviando por el ferrocarril. Hoy está celosamente cerrado.

BREVE HISTORIA DE LOS TALLERES DE SAN CRISTÓBAL

En el año 1888 se inician los trabajos de su construcción conjuntamente con el tendido de la red ferroviaria San Cristóbal - Tucumán. Ambas obras estuvieron listas para la inauguración de  los talleres en 1892, se realiza el día 4 de diciembre. Entre jefes, capataces, empleados administrativos y operarios, trabajaban, aproximadamente, 300 personas por ese entonces. En esos talleres funcionaban las secciones Ajuste - Calderería, Carpintería de Vagones, Depósitos de Almacenes, Fundición, Fabricación de Muebles, Herrería, Levante de vagones y Tornería. A estos talleres hay que agregarle el depósito de locomotoras y la sección almacenes.

Auto vía fabricado en San Cristóbal 1920
Talleres San Cristóbal reparando CC .M Ganz

 Además, San Cristóbal tenía una inmensa playa de intercambio y  distribución de carga del norte al sur. Todo el día era un trajinar, cargaban ganado y productos del campo entre otros frutos.

CC.MM Ganz Mavag

San Cristóbal y una amplia zona tienen agua salada. No se puede beber. Para salvar y hacer retroceder la sed día por medio llegaba el tren aguatero y surtía de agua a la región. San Cristóbal tenía más de 40.000 habitante, estamos hablando de 1948, aproximadamente y con una población total en el país, según el Censo de 1947 de: 15.893.827 habitantes, en la actualidad, San Cristóbal tiene 15.000 habitantes con 40 millones de habitantes.

Loc. The Whitcomb
Estación San Cristóbal  y la pasarela que une a la ciudad porque el ferrocarril la parte por medio

No corren más esos trenes aguateros, es la Estación Desolación.

Por ese entonces el ferrocarril era un Servicio Público. Se mantenían las cisternas y depósitos en condiciones sanitarias para recibir el agua de los trenes aguateros..

En San Cristóbal hoy, las playas están mustias llenas de óxido y yuyales, los tanques de agua y cisternas son una cáscara oxidada. Los talleres cerrados. La Estación del mismo modo, mustia. Solo tiene una placa que la declara monumento nacional o cosas así.


Desde el Mo.Na.Re.FA (Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos) ya hemos manifestado que para la recuperación de los ferrocarriles los protagonistas principales deben ser los ferroviarios y el pueblo. Si no hay exigencia popular organizada, nada se podrá demandar, nada se podrá recuperar. Esto ocurrirá sólo cuando el pueblo se una junto a los ferroviarios, como cuando la arena une y se vuelve roca, si eso no ocurre la arena será roca degradada, dispersa, desunida.

La empresa que nosotros proponemos y necesitamos debe ser: Propiedad del Estado, democratizada y desburocratizada, sin comportamientos estancos, con regionales o zonas que tengan auténtico poder de decisión. Las zonas tendrán que ver con el desarrollo de las economías regionales.

Reconstruir los ferrocarriles es reconstruir a la nación. No hay reconstrucción nacional posible sin la fuerte presencia del ferrocarril, para que integre de nuevo el país, que beneficie a las economías regionales, que restablezca la conexión perdida entre pueblos y regiones, y para que, en todos los pueblos abandonados retorne la vida.

Porque en los países coloniales, dominados o dependientes, la cuestión nacional es el primer eslabón de la lucha transformadora para construir un país libre, digno y soberano, que merezca ser vivido.

* Autor Juan Carlos Cena
* Ex secretario general de APDFA – seccional organismo central de Capital Federal
*Autor de El Ferrocidio, Ferroviarios, sinfonía de acero y lucha, Ferrocarriles Argentinos, destrucción reconstrucción, entre otros.