sábado, 23 de febrero de 2013

A UN AÑO DE LA MASACRE DE ONCE


CARTAS DE LECTORES

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

Concesionados porque no son privatizados. Los ferrocarriles privados fueron en tiempos de los ingleses y franceses (en menor medida) dueños de la infraestructura. Hoy estas son concesiones que le dio el Estado a un privado, es decir, les alquiló la infraestructura ferroviaria.

Por ese alquiler deberían pagar un canon, pero al contrario, no lo pagan, el Estado les da un subsidio: es como un alquiler al revés. Ese es el gran negocio de la “oligarquía al progresismo a la violeta”.

La comparación de estos dos “procesos” nos muestra una “regresión”.

Dando a este término su significación general, esto es, la de retorno desde una Argentina “progresista a la violeta” hacia la “oligarquía”, que utiliza la “represión” adaptando la historia del “relato” y el “modelo”, subordinado al enriquecimiento sin límite de la gestión gubernamental.


Hablamos de “regresión” del “modelo progresista a la violeta”, en la impunidad del saqueo en beneficio de los que en la gestión gubernamental aumentan su patrimonio 20, 30 veces y más, encubriendo su accionar como los tantos otros desastres ferroviarios anteriores y posteriores.

En la época del “reparto” por parte de aquellos exponentes de la “oligarquía”, la eliminación de los “aborígenes” era lo esencial, como actualmente de la “ciudadanía – aborigen”, que va siendo eliminada por quienes han reemplazado a la irreductible “oligarquía”, donde la realidad nos demostraba que este ferrocarril colapsaba, cada día era peor, que los concesionarios se habían cartelizado primero y que luego habían formado un trust con el propio Estado a través de Ugofe (Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia), asociación entre el Estado y los concesionarios. Era una manera de raptar al Estado, asociándolo, para apropiarse de todos los servicios ferroviarios concesionados.

Es decir, el “patrimonio” de la irreductible “oligarquía”, anterior, ha pasado a manos de la actual “oligarquía” reemplazando a los anteriores “aborígenes” por la “ciudadanía” en éste “modelo progresista a la violeta” y su “relato” de confrontación.
Ing. Osvaldo Buscaya   

3 comentarios:

  1. La pregunta del millón ... repararon los paragolpes hidráulicos ????
    Luis Salvador Pinna

    ResponderEliminar
  2. Estranho a entrada do povo ficar em posição tão perigosa? deveria de ser lateralmente, prevenindo acidentes caso o trem invada a plataforma.
    Flavio Da Silva

    ResponderEliminar
  3. Cristina tendría que reestatizar el tren, con fuerte inversión del Estado y reactivación de los talleres ferroviarios en el país. Esa sería su mejor muestra de dolor por Once.
    Jorge Luis

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.