martes, 8 de mayo de 2012

POMPEYA Y EL DRAMA DE LA AMPLIACIÓN DE LA LÍNEA "H" DE SUBTE


ACTUALIDAD

La prolongación de la línea H de subtes hará que desaparezcan negocios y viviendas. Hay angustia e indignación.

Vecinos y comerciantes del barrio de Pompeya viven con suma desesperación la inminente expropiación de terrenos por parte del gobierno porteño, que tiene previsto hacer una extensión de la línea H. La decisión nació en octubre del año pasado y tendrá como objetivo demoler viviendas y negocios ubicados en la avenida Sáenz al 700 y 800, en pleno corazón del populoso barrio y donde funciona uno de los centros comercia les más importantes de la ciudad. Lógicamente, la angus tia y la desazón de vecinos y comerciantes son enormes ya que los montos con los que van a resarcir no colman sus expectativas, habida cuenta de que el ofrecimiento es inferior al 40% del valor real.


“Crónica” se reunió con algunos de los damnificados para saber cómo es el proyecto y qué les ofrecendes de el gobierno porteño para “cerrar el trato”. La lista es tá integrada por Angel Randazzo (dueño de un locutorio), Manuel Fovakis (venta de ropa de trabajo), Roberto Martínez (centro médico), Mauro Musto (zapatería), Hugo Caponigro (agencia de lote ría), los abogados Miguel Moavro y Daniel Vieitez y el vecino Humberto Rodríguez.
Randazzo comenzó diciendo que “el año pasado nos en tera mos que iban a expropiar terrenos sobre la avenida Sáenz para la traza de la línea H de subterráneos, lo cual fue una sorpresa porque no sabíamos nada. Empezamos a averiguar y luego recibimos llamadas de SBA SE (Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado), di ciendo que iban a expropiar por una ley que se aprobó en octubre y que nosotros deberíamos ir a una reunión para explicarnos la situación”.

En dicha cita “iban a tasar las propiedades, y que uno por uno nos iban a dar las cotizaciones de las propiedades. Nos dijeron que no había vuelta atrás porque era ley y se tenía que cumplir, que no podíamos sugerir ni cambiar el lugar de expropiación”, agregó el comerciante.
Lo cierto es que los vecinos fueron recibiendo de a poco las tasaciones por parte del Banco Ciudad, y allí estalló la polémica entre ellos pues “las tasaciones que nos entregaron eran vergonzosas por que no llegaban al 40 por ciento del valor en ninguno de las casos. Vi no un tasador del banco, fuimos a la reunión y allí dieron los números. Es terrible, porque con ese dinero no podemos comprar ni un dos ambientes en cualquier parte de Capital Federal. Es engorroso hablar de números concretos, pero les pongo un ejemplo. Por una propie dad que cues ta 140.000 dólares, el gobierno porteño oferta entre 100 y 110.000. Esto en casi todos los casos”

Consultados sobre si la iniciativa del gobierno porteño era lícita, el doctor Vieitez argumentó que “es legal la expropiación (ley 238) que se está llevando adelante porque es algo que el Estado puede hacer, pero lo que uno pide es que se pague lo que se tiene que pagar y no un porcentaje que no alcanza para comprar nada”.BAE