martes, 13 de diciembre de 2011

ECUADOR: FERROCARRIL REHABILITA IMPORTANTE TRAMO IBARRA-SALINAS

Un importante paso en la rehabilitación del ferrocarril ecuatoriano será hoy la inauguración del tramo entre las ciudades de Ibarra y Salinas, obra que forma parte del proyecto para rescatar la conexión por tren.

La construcción del Ferrocarril del Norte, iniciado en 1917, se constituyó en el eje dinamizador de la economía en toda su ruta y llegó por primera vez a la estación de Salinas en 1945, cuando ya funcionaba el tramo Quito-Ibarra, inaugurado en julio de 1929.


Desde Ibarra, a una altitud de dos mil 202 metros sobre el nivel del mar, el tren atraviesa puentes y cascadas, siete túneles, uno de ellos denominado del bautizo por el agua que brota desde las entrañas de la tierra y moja a los quienes pasan por él.

También cruza hermosos cañaverales en un recorrido de 30 kilómetros hasta llegar a Salinas, y la operación del tren en este tramo se mantuvo hasta el 2010, con un servicio de autoferro que movilizaba entre ocho y 10 mil turistas al año.

Con la restauración de esta denominada ruta Tren de la Libertad se reincorpora la operación ferroviaria, pues desde el 2000 no transitaba una locomotora por esta vía, y se proyecta que transporte unos 30 mil turistas por año, con seguridad y amplias ofertas comunitarias.

La inversión supera los dos millones de dólares y la obra comprende la limpieza de la vía, desarmado de elementos destruidos como durmientes de madera y elementos de sujeción, así como obras de soporte y canalización de los flujos de agua.

Luego de ser prácticamente destruidos vías y equipos ferroviarios en todo el país por el abandono oficial, en diciembre de 2012 estará totalmente rehabilitado el ferrocarril construido por Eloy Alfaro entre Guayaquil y Quito, anunció el sábado pasado el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

La partida de esta ruta será la histórica Estación de Chimbacalle, declarada una de las siete maravillas de Quito, y el lugar escogido por "el viejo luchador", como llamaban a Alfaro (1842-1912), para inaugurar el enlace ferroviario nacional el 25 de junio de 1908.

Esa obra ferroviaria se considera la obra pública más importante realizada por el líder de la revolución liberal ecuatoriana (1895-1924) al iniciar la consolidación física del país y su integración, y llevarla de apenas 60 kilómetros de vías inadecuadas hasta una línea férrea trasandina de 452 kilómetros.Prensa Latina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.