miércoles, 31 de agosto de 2011

URUGUAY: PONER LAS COSAS EN SU LUGAR EN EL MANEJO DE AFE


El directorio de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) reafirmó por estas horas su competencia para dirigir las políticas del organismo en lo que refiere a la revitalización del servicio frente a los insistentes reclamos del sindicato, que ha venido exigiendo tener una mayor participación en este proceso y ha denunciado que falta diálogo con las autoridades.

La acertada postura de las autoridades ferroviarias se produce en momentos en que luego de 30 años ayer se reinstaló la conexión ferroviaria entre Uruguay y Argentina.


Pero esta noticia, que debería ser de beneplácito, se produjo en medio de un conflicto entre el sindicato y el gobierno como consecuencia del cual los trabajadores desarrollaron un paro de actividades entre las 11 y las 15 horas para expresar su rechazo a lo que consideran como una actitud de falta de diálogo que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (Mtop) y el directorio de AFE han tenido con los trabajadores al momento de concretar la integración ferroviaria entre ambos países.

En respuesta a esta actitud sindical, el vicepresidente del ente, Juan Silveira, dejó en claro lo que a su juicio son las competencias de cada parte: "El aspecto político-comercial lo resuelven el Mtop y AFE con las autoridades argentinas pertinentes. No es válido, no es correcto que participe el sindicato porque AFE no está cogobernando".

Por su parte, el presidente Alejandro Orellano remarcó que, si bien es legítimo que los trabajadores paren como medida de reclamo, hay que ver qué legitimidad tienen esos planteos corporativos cuando se contraponen a los de la comunidad.

A nuestro juicio son plenamente compartibles las afirmaciones de los jerarcas porque lo que constituye una necesidad imperiosa para tres millones y medio de uruguayos, sin embargo, ha desatado una ferviente oposición del puñado de afiliados que le va quedando a la Unión Ferroviaria.

Sería una muy mala noticia para todos los uruguayos que en el curso de esta administración no comience el proceso de transformación del ferrocarril.

Bajo ningún concepto debe avalarse una actitud gremial corporativa en que un millar de funcionarios de un ente quiere defender sus intereses sin atender en nada los intereses superiores de la sociedad. El país necesita urgentemente de un ferrocarril eficaz para el transporte de carga, y no tiene otro modo de conseguirlo que en colaboración con privados en una asociación que se rija por normas de gestión distintas a las del personal estatal. Esa es una realidad incontrastable y que no acepta discusión, y si esto no ocurre, el interés de algo más de un millar de funcionarios se habrá impuesto sobre el de toda la sociedad que desde hace décadas espera pacientemente una mejora sensible de los servicios ferroviarios del país.

1 comentario:

  1. el presi de Uruguay para mi es el tipico jubilado de plaza ,,,,,AMI ME DIJO UN MUCHACHO QUE SABE !!!! para los memoriosos ,,,,ay diossssssss

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.