martes, 28 de diciembre de 2010

LA ESTACION FLORESTA DEL SUBTE: ¿UNA UTOPÍA?

Vamos a comenzar por las conclusiones para luego a continuación desarrollar los reportajes, comentarios y apostillas.

Este es el informe de cómo una noticia que iba a ser presentada como una sencilla nota de color para informar de los trabajos subterráneos que se están realizando bajo la avenida Rivadavia a la altura de Floresta se transformó en investigación y denuncia.


Fuimos con Ismael Felipe a informarnos de los trabajos que la empresa Subterraneos de Buenos Aires está haciendo en nuestro barrio y nos encontramos con la situación escandalosa de que las obras anulan la posibilidad futura de la ampliación de la red hacia el oeste. NO VA A SER POSIBLE EN EL FUTURO UNA ESTACION FLORESTA SIN DEMOLER LOS TALLERES QUE AHORA ESTAN CONSTRUYENDO.

Esta obra viene a reemplazar los talleres y depósitos que están en Directorio y Emilio Mitre, que si bien tienen protección histórica se rumorea que hay un proyecto inmobiliario para los mismos lo cual no sería nada extraño dado el alto valor de las propiedades en esa zona. De ser esto cierto el escándalo sería aun mayor.

Llama la atención que no se haya dado a publicidad el carácter de tapón de la red que tiene el proyecto en ejecución.

Con Ismael estábamos azorados del panorama que nos encontramos, que suena a burda estafa a las expectativas de los vecinos. Ante esta realidad debemos actuar con velocidad y eficacia antes que la realidad del hecho consumado haga que sea demasiado tarde. Salvando las diferencias, como le pasó a Gualeguaychú con la papelera.


Debemos accionar por la vía política y judicial y lograr que nuestros representantes políticos gestionen ante los funcionarios un cambio en el proyecto que deje abierta la posibilidad de la extensión de la línea A hasta Liniers tal como en su momento prometieron en el diseño del Corredor Verde del Oeste.

Deducimos que, según las respuestas de los ingenieros, aun estando al borde de su capacidad, provisoriamente podrían seguir utilizándose los talleres de Emilio Mitre y una vez terminada la subestación eléctrica de Flores, inaugurar las dos estaciones que están terminadas. Las cocheras en construcción no serían impedimento para un proyecto futuro que contemple estaciones en Floresta, Villa Luro y Liniers

EL OBRADOR

Estos reportajes con gira incluida partieron de una idea del amigo Ismael Felipe, vecino siempre inquieto por conseguir cosas para el barrio con quien hace aproximadamente tres quinquenios pedimos (y nos dieron) el semáforo de Goya y Rivadavia. Ismael es constructor y consiguió una entrevista en el obrador de la empresa SBASE (Subterraneos de Buenos Aires) para recorrer las nuevas estaciones y las obras bajo plaza Flores y que nos informaran de los trabajos en nuestro barrio.

Así fue que nos dirigimos el miércoles 7 de julio a Bacacay 2384, una casa civil de tres plantas transformada en oficinas donde nos recibieron muy gentilmente el director de obra de la prolongación del Subte A, Ingeniero Marcelo Canedo Peró y el Jefe de Inspección de obra, Ingeniero Nestor Spina.

Como rompiendo el hielo comenzamos a hablar del barrio y sus expectativas y preguntamos para cuando estaba pensado la obra de la estación Floresta y la respuesta fue que encendió la luz amarilla: No está contemplado, el proyecto actual termina en San Pedrito y a continuación se están construyendo estacionamiento para las formaciones y al final un taller.



-¿Pero si a futuro se pretende continuar la línea, eso es posible? Preguntamos ya desconcertados

Para poder transformar lo que se está construyendo actualmente habría que hacer una gran obra de ingeniería.

¿Ese taller sería como un tapón?.

Y sí. No va a haber estación Floresta en un futuro próximo.

De amarilla pasó a roja.

Sinceramente no encaramos la nota pensando en una estación Floresta a corto plazo, pero tampoco imaginamos que a alguien se le podía ocurrir aprobar una obra que impida su realización a futuro.

Si no leyeron la Editorial de página 3 entonces es el momento de hacerlo para después retomar esta lectura.

Nuestra charla continuó alrededor del tema y también respecto de los detalles de la construcción.

El ingeniero Canedo Peró argumentó: “No se puede hacer líneas tan largas sin tener transversales que hagan descarga de pasajeros. Hoy ya es complicado subir en Primera Junta. Fíjensé la línea D está colapsada. Ahí va a ser importante la extensión de la línea I”.

SBASE en una empresa que pertenece al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que tiene por función ejecutar las de ampliación de la red de Subterrraneos. Los funcionarios que dirigen estos trabajos tienen entre 7 y 10 años de experiencia acumulada, se han ido fogueando superando obstáculos y es un capital profesional muy importante. Ellos aseguran que están preparados para coordinar un volumen de trabajo mucho más grande.

Es interesante escuchar la pasión con que describen su trabajo, eso despertó el interés de Ismael que les preguntó porqué eligieron trabajar en esto y no en el ámbito privado. La respuesta del Ing. Canedo Peró fue contundente: “Estas obras para profesionales como nosotros son muy atractivas, tiene ventajas que no se reflejan cuando ponemos en casa el plato de comida, resignamos muchas cosas pero es un desafío profesional

Y el Ing. Spina agregó: “Hay una distorsión en los sueldos”

Y siguió Canedo Peró: “La organización de la empresa, aun con vicios de una empresa pública, es eficiente. Nosotros no damos imagen de empleados públicos. La gente que estamos en obra venimos con esa mentalidad y nuestra función es ejecutiva.

Gran parte de nuestra vida la dejamos en la obra, que los vecinos pueden entender que son molestas, pero defendemos los intereses de los vecinos.

De algún modo estamos formando parte de la historia de la ciudad. Cuando se ven fotos de los comienzos de la línea A… las de nuestra obra será lo mismo. Cuando se inauguró Carabobo estábamos en el último vagón pero éramos los más orgullosos. Dejamos hijos en cada obra cuando las ves con el paso del tiempo… A los subtes los quiere todo el mundo”.

“La ampliación de la red es una cuestión de decisión política de transferencia de recursos. Son obras que llevan tiempo y en general los licita una gestión y los inaugura otra, por eso, como no se ve a corto plazo más que las molestias que genera muchas veces no interesa porque no se puede incluir en las campañas.



Cuando hay mucho dinero hay que hacer las obras en el término de una gestíon. Pero no funciona como en el imaginario, hay que hacer la obra civil, la colocación de vías, la señalación de seguridad, el material rodante… Las obra civil de las 4 estaciones (Puan Carabobo, Flores y Nazca) costaban en 2008 unos 200 millones de pesos. Acá se proyecta diciendo: “tengo 100 millones, cuantas estaciones hago”. Las dos últimas estaciones no se pudieron inaugurar y la obra civil está terminada hace dos años, pero faltaba el señalamiento, la subestación eléctrica sin la cual no pueden operar y las cocheras. La crisis retrasó todo.

Pero bueno, mientras a disfrutar lo que hay, claramente el barrio cambia de Nazca hacia el oeste y el subte cambia todo, el movimiento de la gente”.

Según el proyecto que se licitó y que está en ejecución las cocheras están justo saliendo de la Estación que está a la altura de Nazca -podemos confirmar que se llamará San Pedrito- entre José Martí y Portela. Son 440 mts. Y después el taller que llega hasta Candelaria. Es todo subterráneo, una vez finalizada la construcción quedan pequeños accesos para el personal y tapas para subir y bajar equipos. La rampa de Azul del 0 al 100, desde donde están excavando hacia este y oeste es constructiva, cuando se termina se rellena.

La idea que tienen es habilitar las estaciones San José de Flores y San Pedrito para setiembre u octubre del año próximo, se están apurando para llegar con los plazos.

“Hay algunas expectativas que fueron generadas por los múltiples proyectos que han publicitado diversas gestiones que no están contempladas en la realidad, como ser las cocheras bajo la Plaza Flores y la comunicación con el ferrocarril pues nunca hubo comunicación fluida entre la Secretaría de Transportes de la Nación y el Municipio”.

Comenta Ismael: “Es como que a medida que se avanza vemos que hacemos…”

Y el Ing. Marcelo agrega: “Aparecen comentarios, planteos, pero son deformaciones que no fueron realmente estudiados o analizados”.

Entonces viene a nuestra memoria el Corredor Verde del Oeste que parecía una obra faraónica que nos iba transformar el barrio y solo nos trajo unas rejas, muy bonitas en algunas metros y muy berretas en otros.

Comenzamos la recorrida guiados por Nestor Spina, un Ingeniero extraordinariamente amable que hace siete años trabaja en la empresa y es el encargado de que e contratista, los subcontratistas y hasta el personal de vigilancia y limpieza, cumpla con la calidad de trabajo y las medidas de seguridad. Nos colocamos los cascos, bajamos por las rampas y llegamos a la Subestación transformadora de electricidad que es el corazón que permitirá el funcionamiento de las nuevas estaciones.

Cuando uno ingresa por túneles siempre se siente como algo de magia, aunque tampoco es nada del otro mundo, son tres salas de 70 m2donde serán instalados las celdas con los transformadores, los tableros, el sistema de ventilación la sala de incendios con material no hidrante adecuado para electricidad y el mantenimiento. Todo esto bajo la calle Artigas y sus veredas en la Plaza Flores.

La subestación está comunicada con la Estación Flores. Cuando pasás por ese pasillo y de pronto estás en la estación ahí sí, es como que se abre un mundo.

Luego fuimos también a la estación San Pedrito que aun tiene los carteles de Nazca. Las dos impecables, en dos niveles, son amplias, con escaleras mecánicas, ascensores para discapacitados y todos los chiches. Están pintadas y listas, hasta ya tienen los cestos de residuos.

En la calle Azul está lo que se llama una rampa atenuadora de impacto a la comunidad. Si la misma bajada estaría en Rivadavia ocasionaría un caos de tránsito, así pasa desapercibida (salvo para los vecinos de esa cuadra). Por ella se baja al centro del tunel que irá avanzando desde debajo de la Avenida Rivadavia hacia Este y Oeste. Las obras que se ven en Rivadavia a la altura de Floresta son los accesos, drenajes y la futura ventilación

Ismael estaba intrigado de si en las excavaciones habían encontrado algún material arqueológicamente interesante, pero no.

A la semana siguiente, tras otra eficaz gestión de Ismael Felipe nos entrevistamos con Carlos Giane y Andrea Rocca de Relaciones Institucionales y comunicación de SBASE, en la sede central de la empresa en la calle Agüero, esta vez con la presencia también de Augusto Rival de La Casa de Floresta.

Si bien nos atendieron con mucha amabilidad, no tenían para darnos respuestas novedosas respecto de nuestra inquietud por el tapón que representan los talleres proyectados a la altura de Floresta, pero sí algunas consideraciones interesantes:

Ante un requerimiento de Ismael de porqué no se amplían los talleres ya existentes en Emilio Mitre nos dijeron que ya no tienen más capacidad para abarcar más material rodante, debería agregarse un 50% más y que no se los puede tocar ni al edificio ni a su interior porqué son APH (área de protección histórica). Más prioritario es agrandar los andenes de las antiguas estaciones de la línea.

También nos sugirieron que nos olvidemos de que haya Estación Floresta en un futuro inmediato. Esa obra requiere primero de otras para seguir con la extensión.

Augusto sugirió que nuestra función allí es no defraudar al imaginario colectivo de nuestros vecinos e Ismael agregó que cuando nos expusieron la ampliación nunca aclararon que era una “terminación”.

Andrea dijo que para investigar el origen del error habría que remontarse al 2006 en que se planificó de esta forma o antes.

Augusto pregunto entonces qué harían ellos en lugar nuestro, y la respuesta fue: -Yo creo que pueden recurrir al terreno político y a través de la legislatura a ver qué se puede conseguir.

Nos contaron que las obras de subte venían a los empujones, cuando ellos llegaron en 2007 estaban las estaciones terminadas pero no había vías. Ahora hay una nueva Gerencia de Planeamiento cuyo objetivo es proyectar el desarrollo de la red de subterráneos ya no en lo inmediato sino hacia treinta años. “Estamos tratando de tener un fondo para avanzar permanentemente. En Argentina empezamos en 1913 y tenemos una red de 50 km y Santiago de Chile empezó en los 70 y tiene 100 km”.

Actualmente hay consultoras haciendo un estudio pagado por el BANADE para determinar cuáles serían las obras prioritarias para mejorar el transporte público y los preliminares informan que el Corredor Verde del Oeste no lo es.

Carlos Giane agregó: “Se dice que el gobierno nacional compró 280 coches. Según Metrovías serían para la línea D y los de la D serían derivados a la A”. Los noticieros informaron que los nuevos eran para la A. “Para mí sería prioritario pues los coches antiguos no permiten avanzar en la señalización que es lo que permite dar mayor frecuencia al servicio”.

Ante una pregunta de Augusto respecto de los fondos y la planificación Carlos respondió: “Los fondos son requerimientos de la empresa que depende de la aprobación de la legislatura. Se aprobó la financiación de las estaciones que están en marcha, la plata de las líneas A, B está asegurada, más 150 millones de dólares para ampliar la H que arranca en Pompeya para que vaya a Plaza Francia. En la ley está prevista la línea I de Parque Centenario a Plaza Italia”.

Ismael quiso saber hasta cuando habría tiempo para frenar la obras: “al estar en ejecución es muy difícil pero si sale un amparo se paran”.Fuente y fotos: Flores y su mundo

Mañana continuaremos con la nota el con el título: "TAPÓN DEL SUBTE EN FLORESTA: RECIBIENDO RESPUESTAS CONTRADICTORIAS"

2 comentarios:

Gabriel Julián Sus dijo...

Lo malo es que en floresta colocaron carteles, con el color amarillo del Pro, diciendo "el subte avanza", es algo que confunde a la gente.

Anónimo dijo...

Qué esperaban del señor Macri, la construcción de 10 km. de vía por año como prometió?. No seamos ilusos, este señor tiene sus fichas puestas en el sistema automotor y le importa un carajo todo lo circule por rieles.
Rolando Lasserie